Efecto negativo de los excesos laborales

Efecto negativo de los excesos laborales

En editorial publicado en el periódico Reforma el pasado 10 de julio, se reseñan los resultados de una investigación efectuada por expertos del Centro del Cáncer de Tokio y la fundación médica Guy?s and St Thomas?s NHS Trust de Londres, donde llegaron a la conclusión de que la mezcla del exceso laboral y la falta de sueño incrementa los niveles de la presión sanguínea, pudiendo en consecuencia provocar un ataque cardíaco.

Para sustentarlo, los científicos compararon las condiciones de vida de 280 japoneses que habían sufrido infartos, con 445 personas carentes de lesión cardíaca alguna, analizando variables como: jornadas semanales de trabajo, días de descanso, tiempo efectivo de sueño, peso corporal, y otros factores de riesgo provocadores de ese padecimiento (colesterol y diabetes).

Durante el proceso, los especialistas descubrieron que los individuos con jornadas laborales superiores a 60 horas, tienen una posibilidad dos veces mayor de sufrir un infarto respecto a quienes trabajan 40 horas o menos en el mismo período; y que dormir únicamente cinco horas diarias o menos puede duplicar e incluso triplicar el riesgo de sufrir estos ataques.

Finalmente, la investigación señala que el trabajo en exceso aumenta la presión sanguínea y los latidos del corazón, originando síntomas psicológicos y cardíacos, como: dolor de pecho, depresión y fatiga.