Identificación bajo la piel

Identificación bajo la piel
 .  (Foto: IDC online)

Expansión, publicación hermana de esta casa editorial, reseña en su número 859, del 19 de febrero pasado, que en Estados Unidos, la última novedad tecnológica es un chip, del tamaño de un grano de arroz, el cual se implanta mediante una inyección en zonas específicas debajo de la piel, para servir como banco de datos de quien lo porta, al contener no sólo información personal, sino también otra semejante como: expediente clínico o historial crediticio.

Aun cuando la medida en cuestión se encuentra en fase experimental en Norteamérica, se espera el arribo a México de esta tecnología a mediados de año, con ello, la portación de identificaciones se volvería innecesaria para los aproximadamente 300,000 usuarios potenciales en suelo azteca.

Sin embargo, el principal temor de los detractores de esta innovación se refiere a la posibilidad de que estos chips se conviertan en una condición para obtener un empleo, accesar a ayudas sociales, o bien, en el ámbito penitenciario, gozar de los beneficios de la preliberación, sin dejar de lado el riesgo de ser rastreado por las compañías o el propio gobierno, invadiéndose con ello la intimidad personal, y violentado el derecho a la libertad.

Los avances tecnológicos avanzan a pasos agigantados día con día, usted, estimado lector, ¿qué opina al respecto