Guía de seguridad e higiene: contenido

Para evitar que los accidentes y enfermedades de trabajo afecten a la organización, resulta recomendable la elaboración de una guía
 .  (Foto: IDC online)

Para evitar que los accidentes y enfermedades de trabajo afecten a la organización al disminuir su productividad, resulta recomendable la elaboración de una guía o manual para establecer las medidas de seguridad e higiene de la empresa, el cual debe contemplar, por lo menos, los siguientes temas:

  • incendios: la disposición de agua a presión con sus tomas y mangueras, instalación de extintores portátiles y determinar su ubicación y tipo, colocación de señales de aviso, conformación de comisiones y equipos contra incendios;
  • orden y limpieza en los locales de trabajo: vigilancia del estado de superficies de suelos y escaleras, aseo de los trabajadores, y métodos para prevenir enfermedades infecciosas;
  • ventilación: renovación del aire, eliminación de polvos, fibras, humos, vapores o neblinas y medición de concentraciones máximas admisibles de elementos contaminantes;
  • iluminación: combinación de luz natural con artificial, buscando la uniformidad; eliminación de deslumbramientos, y consideración de fuentes de iluminación fluorescentes y antideflagrantes;
  • acondicionamiento térmico: prevención de fuertes variaciones de temperatura, indicadores de las temperaturas idóneas para cada tipo de trabajo, limitaciones en la permanencia de los trabajadores en áreas de mucho calor o frío, exigibilidad a los empleados del uso de los medios de protección para evitar radiaciones directas o indirectas;
  • acondicionamiento cromático: verificación de los colores utilizados en los centros de trabajo para evitar la producción de efectos negativos, considerando especialmente los colores de seguridad y señalización;
  • ruidos y vibraciones: información a proporcionar a los trabajadores cuando la exposición al ruido sea mayor a 85 decibeles, de los riesgos y protecciones a utilizar para evitarlos, así como las medidas técnicas a tomar para reducir el ruido o el tiempo de exposición, cuando ésta exceda los 90 decibeles, y
  • ergonomía: elaboración de estudios para planificar y programar las tareas productivas para diseñar así los puestos de trabajo, con la finalidad de obtener el máximo rendimiento con la menor fatiga posible física y mental.

 Con la elaboración de este manual, también se disminuye la morbilidad y los accidentes dentro del centro de trabajo, cuyos costos resultan muy altos para cualquier negociación.