Perspectivas laborales para el período

Perspectivas laborales para el período
 .  (Foto: IDC online)

El ingeniero Jorge Alberto Pérez Izquierdo, Director General de Manpower para la región México, Centro América y República Dominicana, dio a conocer el pasado 12 de septiembre la encuesta de expectativas de empleo para el próximo trimestre.

Según el estudio, en general la tendencia neta nacional de generación de empleos es del 20% debido a que el 57% de las empresas no contemplan cambios en el plano de contratación, que el 31% de éstas refiere un aumento de empleos y sólo 12% una disminución.

La encuesta refleja incrementos en la tendencia de los sectores de la producción, por ejemplo un 23% para el comercio y para el de manufactura un 21%, en tanto que los que representan un aumento menor son los de agricultura, pesca, minería y extracción con una tendencia del 15%.

Por su parte, la industria de la construcción se destaca por su perspectiva del 19%, el cual bajó en un 4% en relación con la encuesta del cuarto trimestre del año anterior; en tanto que las ramas de servicios, transportes y comunicaciones permanecen estables con un 20%.

Al analizar las diversas regiones del país, se vislumbran como las más optimistas las regiones norte y noreste con el 24% y 22% de expectativas respectivamente, las noroeste y occidente con el 21% cada una y por último las que muestran menor tendencia son las regiones valle, sureste y centro con un 18% en el primer caso y un 17% cada una de las dos últimas.

Para finalizar, el análisis señala que las perspectivas de empleo de las ciudades más importantes de México muestran una tendencia generalizada del 24%, siendo las más importantes: Puerto Vallarta con un 37%, Culiacán y Reynosa 36%; La Paz y Monterrey 33%, Hermosillo 29%, Querétaro y Torreón 27%, Chihuahua 26%, León 24%, Mérida 22%, Guadalajara 21%, Tijuana 19% y la Ciudad de México con un 18%.

Como puede observarse los resultados de esta encuesta vislumbran lo que se avecina en el futuro próximo, lo cual si bien es cierto, en algunas regiones geográficas o sectores de la producción los avances no son tan contundentes como en otras, en términos generales son buenos; ahora sólo nos resta esperar una buena estabilidad económica con la cual las empresas junto con sus trabajadores hagan realidad estas expectativas.