Éxito en estrategias de salud laboral

Uno de los factores que incide positivamente en la productividad es la implementación de políticas de prevención de riesgos de trabajo

Para ser efectivas, las políticas de prevención de riesgos de trabajo no deben quedar en un compendio de buenas intenciones, sino que realmente deben aplicarse en todos los niveles de los centros de labores.

Para tal efecto, es necesario que exista entre los trabajadores una verdadera conciencia respecto a la importancia de respetar las medidas de seguridad e higiene establecidas en la compañía, esto es que con su colaboración están a salvo, en medida de lo posible, su integridad, la de sus compañeros y de las instalaciones de su centro de trabajo y con ello el ahorro en horas-hombre por las posibles consecuencias de los accidentes y enfermedades de trabajo.

Un ejemplo de ello lo es la compañía General Motors (GM) ubicada en Argentina, donde se acumularon cinco millones de horas trabajadas sin accidentes, gracias a una cultura de responsabilidad y cabal cumplimiento de las directrices de prevención de accidentes o enfermedades profesionales por parte del personal.

Esto se logró con una capacitación continua de los colaboradores, a través de los métodos de e-learning, cursos en aulas, ambientes simulados de trabajo y entrenamiento en los propios puestos de trabajo, etcétera, además de una importante inversión en las adecuaciones a los lugares, equipos y herramientas de trabajo.

En México, son pocas las compañías que llevan a cabo este tipo de esquemas por falta de liquidez; sin embargo una buena opción para ellas podría ser destinar una pequeña partida para el otorgamiento de bonos a los trabajadores que denuncien ciertas irregularidades en materia de seguridad e higiene, es decir que se premie al colaborador que haga del conocimiento de su jefe inmediato algún supuesto que ponga en riesgo la seguridad y patrimonio de la negociación, así como la integridad física de las personas que se encuentren en ella. Por su parte, el jefe inmediato debe tomar nota de la irregularidad, comunicarla a los encargados de corregirlas, lo cual implica también un bono para él; con ello se forma un círculo virtuoso: ganar ganar, donde todos están comprometidos.

Claro que no todo es dinero en la vida, pero para evitar riesgos de trabajo que afecten a la productividad de la empresa y la salud de los trabajadores, bien vale la pena realizar una inversión en este rubro, y sólo en el caso de no ser posible, utilizar la creatividad que tanto caracteriza a los mexicanos, para que con pocos recursos se pueda alcanzar la meta: mayor productividad para la organización y salud y seguridad para los colaboradores.