Salario y rendimiento ejecutivo

Las empresas debieran saber si los salarios de sus ejecutivos son apropiados a su nivel de desempeño o si están sobrevaluados
 .  (Foto: IDC online)

En nuestro país es un hecho casi inevitable que las empresas desconozcan si los salarios que perciben sus ejecutivos son apropiados a su nivel de desempeño, esto es, si están sobrevaluados o si se les está remunerando por debajo de los estándares.

Ante esta situación, un importante grupo de compañías se acercó recientemente a Mercer Human Resource Consulting para trabajar en conjunto y desarrollar un estudio denominado ?Pay for performance of leading Mexican Corporations?. Este estudio tuvo por objeto evaluar la relación existente entre la compensación y el desempeño de los ejecutivos, considerando los siguientes parámetros:

  • retorno a los accionistas
  • ingresos, y
  • retorno del capital

De las 17 empresas participantes (15 públicas y dos privadas) se analizaron los niveles salariales de las 10 posiciones más altas de su organigrama, tomando en cuenta su salario base e incentivos anuales y a largo plazo.

Estas compañías se dividieron en dos grupos basándose en su desempeño financiero, por lo que en este aspecto se obtuvo como conclusión que las de ?alto desempeño? fueron más fuertes que las de ?bajo desempeño? en relación con su crecimiento y retorno (como el crecimiento del ingreso neto o el retorno de capital promedio) durante los últimos tres años.

Por lo que hace a ingresos, se encontraron resultados similares a los del mercado en los Estados Unidos de América (EUA), ya que el pago en efectivo total es 50% mayor en el grupo de ?alto desempeño?.

En consecuencia de lo anterior, la compensación base de los ejecutivos de las organizaciones de ?bajo rendimiento? representa el 70% de sus ingresos totales, en tanto que la de los de las empresas de ?alto rendimiento? no llega ni al 50%, pues los bonos anuales son del 30% y la compensación a largo plazo es del 20%.

De lo señalado se infiere que los modelos de pago con un nivel relativamente alto de influencia aparentemente contribuyen a un mejor desempeño de los ejecutivos.

Estas tendencias en las prácticas de compensación indican que existe un acercamiento al estilo establecido en EUA, a pesar de las diferencias culturales y financieras que prevalecen en ambos países.