Advierten sobre pensiones en México

Si bien el problema de exclusión a los sistemas de pensiones está presente en muchos países de Latinoamérica, en México deben hacerse reformas para cambiar el panorama
 Pensión  (Foto: iStock)
México, (Notimex) -

El mayor desafío de México en materia de pensiones es reducir la informalidad e inequidad, aunado a mejorar las condiciones de vida de quienes están por retirarse, por lo que se requiere fortalecer la estructura del mercado laboral para que más trabajadores puedan cotizar y aportar al sistema de seguridad social, afirmó el presidente de Global Aging Institute, Richard Jackson.

Tras su visita al país para participar en la 28 Convención de Aseguradores de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), el especialista señaló que solo entre 35% y 40% de la fuerza laboral contribuye con una cuota en el sistema de pensiones, lo que significa que en el país hay un alto grado de informalidad, “y este es un problema que debe ser abordado de manera inmediata”.

“México es un país joven, pero también sabemos que la población está envejeciendo y se va a triplicar en 2030, por eso debe aspirar a ser más equitativo y con un sistema de pensiones que dé mayores beneficios, tanto en el sector privado como el público”, concluyó.

LEE: EQUIDAD DE PENSIONES EN RIESGO: CONSAR

Destacó que el nivel actual de aportación obligatoria de 6.5% es insuficiente para que las personas tengan recursos económicos para enfrentar una vejez digna, en tanto obtendrían una tasa de reemplazo –porcentaje de salario recibido después del retiro- de 25% a 30%.

Asimismo, denunció que dicha contribución es la más baja entre los 34 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y aclaró que si bien el problema de exclusión a los sistemas de pensiones está presente en muchos países de Latinoamérica, como Brasil y Chile, en México deben hacerse reformas para cambiar el panorama y ayuden a aumentar las aportaciones de los trabajadores.

Lo cual, aclaró, es imposible llevar a cabo “de la noche a la mañana”, porque habría una disrupción masiva en los mercados laborales, por lo que recomendó reforzar el sistema de ahorro voluntario.