El sistema ideal de pensiones

En México las fuentes de pensiones no están interconectadas lo que resulta en insuficiente protección para los ahorradores
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

Dada la amplia gama de riesgos que enfrenta un trabajador para su retiro, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) alienta a diversificar las fuentes de ingreso de las personas en el retiro, así como a fortalecer el financiamiento de las pensiones mediante una adecuada combinación entre el fondeo público y privado.

LEE: INVERTIR EN INFRAESTRUCTURA PARA DESARROLLO ECONÓMICO Y MEJORES PENSIONES

A su vez, de acuerdo con un comunicado de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, los pilares “idóneos” globalmente para un sistema de pensiones son:

  • pilar “básico” o pilar “cero” dirigido a proteger a las personas más vulnerables durante su vejez, por lo general financiadas con impuestos generales (“no contributivo”) e idealmente, su cuantía debe ser cercana a las líneas mínimas de bienestar de cada país, pese a que dependerá de la holgura de las finanzas públicas
  • abierto al mayor número de personas en un país y para aquellos con altos niveles de informalidad lo óptimo es compensarlo con un programa no contributivo universal junto con incentivos para participar de manera voluntaria y/o obligatoria en los esquemas contributivos
  • garantizar que las pensiones que hoy se pagan con recursos públicos no terminen siendo meros esquemas piramidales donde los jóvenes que hoy contribuyen para pagar las pensiones de los adultos mayores, no cuentan con garantías mínimas de que gozarán de niveles similares de beneficios
  • financieramente viable lo que obliga a que los beneficios que los pensionados reciben sean acordes a lo que se ingresó al sistema
  • lograr montos adecuados de pensión a través de parámetros como un monto de aportación entre el 12% y el 15% , consecuente con tasas de reemplazo entre 60 y 70%
  • con subsidios estatales focalizados en los segmentos de la población de menores ingresos para garantizar la progresividad del sistema
  • “arquitectura de decisión” adecuada (choice architecture). Por ejemplo, mecanismos para que las personas ahorren mediante un esquema de enrolamiento automático y esquemas de “auto-escalación”, inviertan mejor mediante fondos “default”, elijan mejor su administrador mediante licitaciones, entre otros
  • bajo costo garantizado para que el ahorrador se mantenga razonablemente en línea con los costos en los que incurre un fondo de pensiones
  • incentivos adecuados para cotizar, ahorrar, elegir y retirarse para alentar a los cotizantes a que se registren en un fondo de pensiones, coticen el mayor tiempo posible, se informen, ahorren una cantidad adecuada de su ingreso, y trabajen el mayor tiempo posible
  • conexión de pilares. Dada la existencia de múltiples riesgos a lo largo de la vida laboral y del retiro de un individuo, es necesario contar con provisiones para mitigar o enfrentar de la mejor manera posible dichos riesgos. La mejor forma para hacerlo es contar con un sistema de pensiones integrado que contemple las distintas etapas de la vida de una persona

En el caso específico de México las pensiones provienen de 3 distintas fuentes: los beneficios pensionarios derivados de los viejos esquemas de Beneficio Definido que aún recibe la denominada generación de transición, el sistema de pensiones de contribución definida (CD) conocido como Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) y los apoyos contenidos en los programas no contributivos. Sin embargo, estos esquemas no se comunican entre sí lo que genera, además de ineficiencias y duplicidades, una insuficiente protección para los adultos mayores del país.