Afores tienen 228,000 mdp para invertir en estructurados

Una de las ventajas de estos instrumentos es que al ser de largo plazo tienen poco impacto en la volatilidad
 .  (Foto: iStock)
México (El Economista) -

Las Administradoras de fondos para el retiro (afores) tienen disponible más de 228,000 millones pesos para invertir en los llamados instrumentos estructurados, Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) y Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis).

Dicha cantidad es 16% superior a 196,862 millones de pesos invertidos en este tipo de instrumentos financieros en una década, refiere el documento “La inversión en instrumentos alternativos en México: beneficios y oportunidades futuras”, de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Añade que los CKD y Cerpi se han convertido en una fuente alternativa para que las afores diversifiquen sus inversiones y logren obtener mayores rendimientos para las pensiones de los trabajadores mexicanos.

Fue en el 2008 cuando surgieron los CKD, mientras que los Cerpis se crearon como un complemento en el 2016. Desde entonces, del total de los 3.4 billones de pesos administrados por las afores, 5.76% se ha destinado a estos vehículos. Dichos recursos se han alojado en 97 colocaciones en la Bolsa de valores.

“Los beneficios de permitir la inversión a través de los instrumentos alternativos son generar mayor rendimiento al trabajador, diversificar la cartera de inversión, contribuir al desarrollo económico del país y fomentar la creación de fuentes de empleo”, expone el documento.

Otra ventaja es que, al ser inversiones de largo plazo, tienen poco impacto en los momentos de volatilidad en los mercados financieros.

Financian infraestructura

A través de los CKD y Cerpis se financian proyectos de infraestructura, energía, desarrollos inmobiliarios, activos forestales y empresas. Antes de que surgieran, las afores sólo podían invertir en deuda gubernamental, privada y extranjera, así como en renta variable nacional y extranjera.

El documento menciona que los instrumentos estructurados son “la nueva forma de financiar la infraestructura del país”, pues ya no sólo se limita a la inversión gubernamental. Algunos de los proyectos en los que han invertido son las vías Irapuato-Querétaro, Toluca-Naucalpan, Palmillas-Apaseo el Grande y Circuito Exterior Mexiquense.

Las empresas también han recibido financiamiento de instrumentos alternativos, lo que les ha ayudado a expandirse y a crecer. Algunas de ellas son la aerolínea Volaris, Taco Holding, que conglomera a marcas como Carl’s Jr, Taco Inn, Krispy Kreme; la cadena hotelera City Express y el centro de entretenimiento familiar Recórcholis.

También se han destinado recursos para financiar otros proyectos como gasoductos, plataformas petroleras, plantas de energía eólica, así como centros comerciales, vivienda, hoteles, parques industriales, centros logísticos y hospitales.

“La entrada al mercado de estructurados permitió que inversionistas extranjeros estuvieran interesados en financiar proyectos de menor tamaño, y no sólo grandes como ocurría previamente”, cita el documento.

En enero de este año se cambió la regulación, con lo que se permitió a las afores invertir en Cerpis que destinan hasta 90% de los recursos levantados, en difrentes proyectos en el extranjero.

Empresas donde las afores han invertido

  • Volaris: Aerolínea de bajo costo que ofrece vuelos entre México, Estados Unidos, Costa Rica, Guatemala y El Salvador.
  • Taco Holding: Dentro del holding se encuentran las marcas y filiales mexicanas de: Carl’s Jr, Taco Inn, Krispy Kreme, El Farolito, La Mansión y Gino’s.
  • Hoteles CityExpress: La cadena hotelera con más de 139 hoteles en México.
  • Modatelas: Dedicada a la venta de telas, así como mercería y manualidades.
  • +KOTA: Cadena de tiendas de mascotas con más de 270 tiendas en todo el país.
  • Little Caesars: Franquicia local de la mayor cadena internacional de pizza. Tiene operaciones en el noreste de México y pronto en Puerto Rico.
  • Recórcholis: Centros de entretenimiento familiar con más de 50 sucursales en 18 estados de la República Mexicana.


Con información de El Economista.