Problemas de seguridad social, ¿del pasado, del presente o del futuro?

30% de las actividades o tareas podrían ser automatizadas para 2030 y para ese mismo año alrededor del 52% de sus trabajados sufrirían el mismo futuro
.
 .  (Foto: Valeria Torres)

Hoy en día, los derechos de seguridad social en México están limitados al tipo de relación laboral que se tenga y al financiamiento de un patrón, pero las formas de trabajo cambiaron y cada vez hay más modelos que no están contemplados en la ley.

Además los rezagos en la formalización de trabajadores  provoca que más de la mitad de los mexicanos no cuenten con protección social.

LEE: SEGURIDAD SOCIAL Y SITUACIÓN LABORAL, ¿INDEPENDIENTES?

Los especialistas coinciden en que esto debe cambiar, que el Estado debe garantizar este derecho para todos sus ciudadanos pero, ¿cómo lograrlo al tiempo de favorecer la creación de empleo, impulsar la productividad y fortalecer la economía?

De inicio la OIT exhorta a la inclusión de los trabajadores independientes en México, cuya legislación no contempla la obligatoriedad de aseguramiento de este sector, al igual que las trabajadoras del hogar; para continuar con la adhesión de los nuevos regímenes laborales.

El secretario de bienestar social y ecología de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Gerardo Cortés García, afirmó que uno de los pilares es la capacitación y adiestramiento del capital humano, misma que solo se logrará con jornadas justas que le den tiempo para ello.

Asimismo, en un contexto de posible reemplazo de las actividades por la implementación de nuevas tecnologías recalcó la urgencia de eliminar los empleos riesgosos, pues el costo de los accidentes de trabajo merma la economía tanto del patrón, como del gobierno y especialmente del mismo trabajador.

 De acuerdo con la directora de AI for good lab de CMinds, Cristina Martínez Pinto, 30% de las actividades o tareas podrían ser automatizadas para 2030 y para ese mismo año alrededor del 52% de sus trabajados sufrirían el mismo futuro, además que de manera global el 19% de los trabajos se verán impactados, aunque no necesariamente erradicados.

“Debemos construir una visión de país que permita alinear los intereses de sociedad y sectores e inciar o continuar, más bien, esta discusión que hemos iniciado desde 2018 con distintos representantes de distintos sectores”, puntualizó.

Por su parte el representante de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Fernando Yllanes Martínez, subrayó que se necesitan ratificar el resto de los convenios de la OIT, aunque reconoció que ya hay 50 suscritos, dijo,  hace falta asumir como propios más compromisos para garantizar los derechos de los trabajadores.

"En términos generales no hemos cumplido aún con los objetivos y hablando específicamente en el caso de México ni en la calidad ni en la cantidad de los servicios y me parece que de cara al futuro tendremos que hacer un autodiagnóstico para saber y entender en dónde están nuestras partes, dónde hemos fallado, qué nos falta"…”Hoy estamos viendo qué vamos a hacer con el futuro y en realidad tenemos un problema en tiempo presente que no hemos podido resolver”, reiteró.

Pero principalmente, destacó, se debe atacar la informalidad pues quienes se encuentran en esta situación son los más desprotegidos, no tienen acceso a servicio de salud, en caso de enfermedad dejan de percibir ingresos y no cuentan con elementos suficientes para tener una pensión.

Finalmente la seguridad social tiene dos funciones: abatir la conflictividad y la pobreza, recalcó el representante de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), José Luis Téllez Ortega.

En ese sentido planteó la posibilidad de reformas tributarias que den cabida al sistema solidario, de cambios a los sistemas de pensiones y hasta una renta básica universal.