Catastrófico regresar a anterior sistema de pensiones: Consar

Regresar a un sistema solidario, de reparto o beneficio definido, incrementaría el costo fiscal por lo menos a 102% del PIB en los próximos 40 años
.
 .  (Foto: iStock)
México (Notimex) -

Es “verdaderamente alarmante” que se considere eliminar el modelo actual de las Afores para dejar una sola Administradora que sea operada por el Estado o que se busque regresar al modelo de beneficio definido, porque sería catastrófico, aseveró el presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Abraham Vela.

Esto, en respuesta a las propuestas de algunos legisladores del Partido del Trabajo, apoyadas por otros del Revolucionario Institucional (PRI) e incluso del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), al considerar que el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) basado en cuentas individuales es un fracaso y está al borde del colapso.

El funcionario federal dijo que la propuesta de revertir el modelo de cuentas individuales administradas por las Afores y regresar a un esquema solidario, de reparto o de beneficio definido como el que existió en el pasado con el régimen de la Ley de IMSS de 1973, sería catastrófico para el país.

Refirió que tan solo la generación de transición, que son aquellos que todavía pueden optar por pensiones con el régimen anterior, implica en un horizonte de 40 años un costo fiscal equivalente al 68% del Producto Interno Bruto (PIB).

LEE: ¿COMISIÓN QUE COBRAN AFORE ES DEL DOBLE QUE EN EU?

Por lo que regresar a un sistema solidario, de reparto o beneficio definido, incrementaría el costo fiscal por lo menos a 102% del PIB en los próximos 40 años y seguirá incrementándose como "una bola de nieve" en los años siguientes.

“Esto resultaría en un incremento anual de las presiones sobre el gasto público corriente en las finanzas públicas de 3.5% por año a 7%, el equivalente de 10 veces al problema financiero que hoy tenemos con Pemex. Esto sería catastrófico y desataría una crisis financiera de magnitudes exorbitantes, con consecuencias irreversibles”.

Aseguró que “la salud de las finanzas públicas se perdería por completo, el gobierno federal se vería incapacitado para honrar la pensión de todos y cada uno de los mexicanos. Y la confianza de los mexicanos en el sistema de pensiones no se recuperaría nunca”.

El presidente de la Consar consideró que quienes proponen “estas barbaridades se afanan en satanizar a las Afores y al régimen de cuentas individuales. Una cosa son las buenas intenciones y otra muy diferente las políticas públicas”.

Al reconocer que el sistema actual, que dio origen a las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore) requiere ajustes significativos, recordó que con el antiguo régimen de reparto de la Ley de 1973, las aportaciones tripartitas se entregaban al gobierno federal y con ello financió a instituciones de seguridad social, así como proyectos de infraestructura, pero estos recursos nunca se administraron en un fondo o fideicomiso que transparentara su uso.

“No había la rendición de cuentas. Me temo que parte de las aportaciones de los trabajadores terminaron desvaneciéndose en la corrupción. Y por estas razones, hoy una cantidad importante del gasto público se destina a cumplir con estos pasivos contingentes derivados del antiguo esquema de reparto”.

Reiteró que fue precisamente la inviabilidad de este esquema lo que motivó la creación del SAR y la posterior incorporación de las pensiones de los Trabajadores al Servicio del Estado al régimen actual de cuentas individuales.

La propuesta de los legisladores ignora los cambios demográficos y transición epidemiológica del país, con una población envejeciendo y una mayor esperanza de vida, esto “quiere decir que el regreso al sistema de reparto no es financieramente sustentable y, por tanto, pondría en riesgo el propósito de mantener finanzas públicas sanas”.