IMSS deficiente en compras y organización interna

La OCDE revela que el IMSS no evalúa adecuadamente su sistema de adquisiciones, además no cuenta con un programa anticorrupción
El IMSS, sin metas ni evaluaciones
 El IMSS, sin metas ni evaluaciones  (Foto: Redacción)

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) carece de “una estrategia de adquisiciones explícita, clara y general”, que a su vez provoca la baja eficiencia de esa institución, revelan las conclusiones de un estudio realizado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

El Instituto “no cuenta con una estrategia de adquisiciones que proporcione la visión, los objetivos correspondientes, y los resultados que se esperan de la función”.

De igual forma, en el IMSS “no hay indicios de un programa de lucha contra la corrupción”, de hecho el personal de adquisiciones “no tiene un enfoque preventivo contra” este problema, detalla el análisis.

El estudio sobre la contratación pública, realizado por la OCDE especialmente para el IMSS, añade que esa institución expide el 33.1% de los contratos de montos menores por adjudicación directa, situación que “puede generar costos administrativos considerables”.

Así mismo, en el IMSS “no se han instituido indicadores de desempeño”. Si bien existen algunos parámetros que miden la eficacia de la función de adquisiciones, “no se utilizan ni se aplican de manera sistemática por las diferentes dependencias”.

En materia de recursos humanos, la OCDE comprobó que en el IMSS “el reclutamiento y la selección de personal –en especial el de adquisiciones- se hace de manera discrecional”

Se trata de un círculo vicioso pues “la contratación pública es la actividad gubernamental más vulnerable al derroche, al fraude y a la corrupción”.

En este aspecto, concluyó la OCDE, el IMSS no ofrece lineamientos específicos para el comportamiento de sus funcionarios, ni ayuda a éstos “a enfrentar situaciones de conflicto de interés, soborno o tráfico de influencias”.