Reforma al IMSS afectará a 7.5 millones de trabajadores

La Coparmex se opone a la medida pues las cuotas a los patrones podrían aumentar hasta 35%
 -  (Foto: Redacción)

La iniciativa de reforma a la Ley del Seguro Social, que pretende homologar el Salario Base de Cotización con la base gravable para efectos del ISR, puede afectar a más de 7.5 millones de trabajadores afiliados al IMSS, además de que el incremento en las cuotas patronales será de entre 10 y 35%, consideró Juan Pablo Castañón, presidente de Coparmex.

“El monto total estimado de la iniciativa rebasa por mucho los 8,000 millones de pesos al año, los efectos nocivos para los trabajadores y las empresas son muchos, y sin embargo 8,000 millones de pesos representan apenas una quincena del gasto corriente del instituto en nóminas a sus trabajadores”, enfatizó el líder patronal en un video.

Desde su perspectiva, esta iniciativa tendrá “el efecto contrario que se propone”, y en vez de fortalecer las finanzas del IMSS, “debilitará al sistema de seguridad social en México al posponer de nuevo una solución real y profunda” al organismo.

Se trata de nuevo de “una medida parcial y una solución que no es real”, lamentó Castañón. De hecho, dijo, “aumentará los niveles de desigualdad entre los contribuyentes cautivos y el mercado informal, y por todo ello significará un paso atrás en el proceso de transformación del país”.

“La iniciativa tiene el efecto inmediato de gravar las prestaciones que muchos trabajadores reciben paralelamente a su salario, lo hace además a través de un esquema de vinculación parcial con la ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), el efecto tendrá como consecuencia aumentar las cargas de seguridad social a los que actualmente ya contribuimos, tanto trabajadores como patrones”, argumentó.

Si bien la organización patronal coincide con los legisladores en cuanto a que la situación financiera del seguro social debe corregirse, “y enmendarse urgentemente”, la iniciativa –como otras reformas- causará un “grave daño a las finanzas del instituto”.

Por lo anterior, la Coparmex rechaza la medida y exhorta a los trabajadores para que también se manifiesten en el mismo sentido, pues con la propuesta a los empleados se les quitará una parte de su ingreso hoy, “para regresárselos en forma de servicios de baja calidad o en paquetes para su jubilación, sin haber consultado ni rendido cuentas a los propios trabajadores o a las empresas”.

El sector empresarial no quiere “más medidas simplistas que se presentan irresponsablemente como simplificadoras”, pues “la crisis del seguro social no se debe a la cotización obrero-patronal sino a un contrato colectivo absurdo, a las altas prestaciones que otorga (a sus trabajadores) en relación con la baja calidad de los servicios que presta”, concluyó Castañón.