Infonavit le quita 'tope' a su crédito

Sin este freno se podrán adquirir viviendas con un costo mayor a 700,000 pesos. El cambio todavía está pendiente de publicación en el DOF
 Reforma a la ley del Infonavit para proteger al trabajador  (Foto: Redacción)

Por: Ilse Santa Rita

Una casa con bonita fachada, buena ubicación, espacios adecuados y recámaras suficientes podría ya no ser un sueño. Desde hace unas semanas, los derechohabientes afiliados al Infonavit pueden adquirir la vivienda que deseen, de acuerdo con sus ingresos, pero sin tener restricciones en el precio máximo del inmueble.

En julio pasado el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) eliminó el tope de 350 veces salarios mínimos (equivalente actualmente a unos 700,000 pesos) para el valor de la vivienda en su crédito tradicional, dijo Jorge Gallardo, subdirector general de Crédito del Infonavit.

Anteriormente, si la vivienda tenía un valor mayor el derechohabiente tenía que optar por otros esquemas de financiamiento como Cofinavit, que es un producto que integra el crédito del Instituto con un crédito bancario, señaló Raúl González, gerente del área de Infonavit de Tu Hipoteca Fácil, empresa especializada en asesoría patrimonial.

Para el instituto, una vivienda de un valor mayor a 700,000 pesos no es una vivienda de interés social, sino medio-residencial.

"Con la liberación, no importa cuánto valga tu vivienda, el Infonavit te presta lo que te corresponde de acuerdo con tu edad y tu salario. Si la vivienda cuesta más, la diferencia la puedes pagar de tu bolsillo", dijo el experto.

¿Y el sobreendeudamiento?

No hay riesgo de sobreendeudamiento porque las reglas de operación del instituto cuidan mucho que la relación de la deuda respecto  de los ingresos mensuales del trabajador no sea mayor a 30%. Eso permite que los derechohabientes se endeuden, explicaron especialistas hipotecarios de Scotiabank.

Además de la liberación en el valor máximo del inmueble, el organismo también desapareció el producto Infonavit AG (Anualidades Garantizadas), en el que la subcuenta de vivienda de los trabajadores de altos ingresos se dividía en seis parcialidades que servían para pagar una parte del crédito durante los primeros cinco años.

"Con este esquema hacías aportaciones a capital con el saldo de tu subcuenta de vivienda en los primeros años del crédito", expuso Ricardo Cortés subdirector de Banca Hipotecaria de BBVA Bancomer.

Este producto se creó para los derechohabientes que tenían ingresos superiores a 20,000 pesos mensuales. El Infonavit aportaba una parte del crédito, el banco daba otra parte y la subcuenta de vivienda quedaba en garantía para la amortización del crédito.

Cabe destacar que estos cambios aún no se han publicado en el Diario Oficial de la Federación, lo cual es necesario para hacer valer este tipo de créditos.

Con información de CNN Expansión