Déficit financiero del IMSS: 33% del PIB

El IMSS requiere 44 mil millones de pesos anuales para revertir el déficit actuarial que presenta
.
 .  (Foto: IDC online)
El Financiero en línea -

Su director general, Juan Molinar Horcasitas, añadió que el déficit del organismo asciende a 33 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Y para que pueda revertir sus déficit tanto en seguros como en pasivos laborales requiere cinco veces más ingresos de los que se generan a partir de la cuota patronal.

No obstante, aclaró, "las cuotas patronales no subirán; el problema del IMSS no lo vamos a resolver por ahí".

Al participar en la 91 Asamblea General Ordinaria de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco), Molinar Horcasitas explicó los factores que han derivado en el déficit del IMSS.

Dijo que 32.4 puntos del mencionado déficit son resultado del seguro médico de los pensionados.

Otro factor que ha contribuido al saldo negativo del Instituto ha sido el seguro de enfermedades y maternidad, cuyo déficit es equivalente a casi 10 puntos del PIB.

También el rubro de seguro de salud para la familia (seguro voluntario) presenta un déficit de 2.3 por ciento.

Además, la institución debe cubrir gastos por accidentes de trabajo, invalidez y vida, guardería y prestación social, retiros por edad avanzada y vejez.

El déficit que presenta el IMSS es "una cantidad enorme de recursos que si los tuviéramos en este momento, de cualquier manera nos significarían en su ejercicio para la construcción de infraestructura, así como resolver algunos problemas de corto plazo".

Por cuanto al pasivo laboral dijo que será hasta 2017 cuando el organismo observe un descanso, porque es entonces que empezará a disminuir, aunque seguirá siendo una carga muy pesada.

Mencionó que trabaja con el sindicato para ampliar la planta laboral del Instituto, porque en los próximos cinco años se van a jubilar 13 mil trabajadores, número que tiene que reponerse.

Admitió que la que solución no puede estar únicamente en la búsqueda de nuevos recursos o inversiones adicionales, sino entre los trabajadores del IMSS, para hacer eficientes los servicios con los recursos con que cuentan.

"Tiene que ser el Instituto el que ponga la dinámica a favor de su propia solución; de otra manera no se va a obtener. Pero esto va a requerir el apoyo de la sociedad y sus representantes, para encontrar una solución estructural a los grandes problemas financieros que se presentan."

Entre las acciones que pueden colocar al Instituto en la ruta de un desarrollo permanente está el fomentar la eficiencia en el uso de sus recursos; por ejemplo, ser mejores consumidores, pues el sector público se caracteriza por ser muy mal comprador de bienes y servicios.

También hay que trabajar en los contractos colectivos de los trabajadores, para que sean más eficientes y contribuyan a la productividad del Instituto.

Sobre los problemas fiscales del IMSS consideró que "seguramente vamos a tener que buscar acciones externas de tipo regulatorio o legales, que dependerán de los poderes público y Legislativo para resolver la problemática institucional".