Programa de fiscalización del Infonavit

Programa de fiscalización del Infonavit
 .  (Foto: IDC online)

Acorde con el informe dado a conocer en su página web, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) señala que gracias a la respuesta empresarial respecto de los programas de fiscalización en el 2002, el Instituto captó $3?104,000,000.00 (tres mil 104 millones de pesos), esto es, 2.14% más de lo proyectado al inicio del ejercicio, con lo cual superó en un 88% la recaudación fiscal del 2001.

Dichos resultados hicieron posible la apertura de cinco centros de servicio para derechohabientes donde se brinda atención a aproximadamente 1, 810 usuarios diarios en los rubros: atención en mostrador universal, atención especializada y créditos formalizados.

Asimismo, se mejoraron los canales de acercamiento con sus derechohabientes, a través de medios alternos como el:

  • centro de atención integral telefónica (Infonatel), área que atendió a más de 2?958,023 usuarios, y
  • portal del Infonavit, que resolvió más de 22?000,000 de consultas de mayo a diciembre de 2002.

Con base en lo anterior, el Instituto para el 2003 perfeccionó un plan de trabajo que incluye como objetivos primordiales:

concretar un programa de financiamiento de $56?000,000,000.00 (56 mil millones de pesos) para el otorgamiento de 300,000 créditos autorizados, de los cuales: 65,000 serán destinados a vivienda económica, es decir, para aquellos trabajadores cuyo ingreso sea de tres salarios mínimos; 220, 000, para la adquisisicón de casas financiadas por propio Instituto, y los otros 15,000 al Programa de Apoyo al Infonavit;

dar a la recaudación fiscal un enfoque proactivo, con lo cual detectará oportunamente las posibles omisiones patronales e incentivará su regularización inmediata. Con esta práctica se prevé obtener $3?500,000,000.00 (tres mil 500 millones de pesos);

  • impulsar la utilización de servicios alternos tecnológicos, tales como el Infonatel y su portal de Internet;
  • intensificar la difusión de los derechos y obligaciones de los trabajadores y patrones, y
  • otorgar a los funcionarios del Instituto mayor capacitación, flexibilidad y movilidad para el desarrollo de nuevas actividades.