Situación financiera del IMSS

Situación financiera del IMSS

Tras la realización de estudios actuariales y contables efectuados por despachos externos al Seguro Social ?dos nacionales y uno extranjero?, el Consejo Técnico del Instituto presentó recientemente al Ejecutivo Federal el informe sobre la situación financiera y presupuestaria de dicho organismo, así como de sus principales riesgos.

En este informe se confirma que las principales obligaciones que afronta el Instituto son los pasivos devengados y los contingentes; las primeras son las ya contraídas, entre las que se encuentran los pasivos laborales, principalmente el pago del Régimen de Jubilaciones y Pensiones, (el cual es financiado con los recursos de trabajadores y empresas afiliadas al Instituto); y las segundas son relativas a los Seguros de Enfermedades y Maternidad y de Gastos Médicos para Pensionados del Instituto.

El pago del Régimen de Jubilaciones y Pensiones a los trabajadores del Instituto representa el problema más grave al que se enfrenta dicho organismo por constituir el principal obstáculo para que el Instituto pueda dirigir los recursos necesarios para mejorar su operación y ampliar sus servicios e infraestructura, y la atención a la salud de los derechohabientes. De acuerdo con el informe presentado al Ejecutivo, sin esta obligación el Instituto podría aumentar su gasto de operación en más del 50% sin incrementar sus ingresos.

A fin de solucionar estos problemas se plantea la necesidad de hacer reformas y adecuaciones adicionales a la Ley del Seguro Social, e incluso ampliar la cobertura de la seguridad social en México, medidas que deben atenderse urgentemente porque cada vez es menor el número de trabajadores afiliados al IMSS por el desarrollo de nuevas formas de relaciones laborales desfavorables para la afiliación, como por ejemplo el aumento de los trabajadores por cuenta propia, comisionistas mercantiles, o eventuales, así como la gran rotación de personal existente.

Entre las medidas propuestas destaca la de aumentar las reservas actuariales y financieras, mediante la implementación de un programa de reducción de gastos y fortalecimiento de sus ingresos; sin embargo, como el origen de los problemas financieros del Instituto es el pago de las prestaciones de su Régimen de Jubilaciones y Pensiones, es importante lograr acuerdos en octubre próximo, al revisar el contrato colectivo, para no afectar más a dicho organismo, ni a sus derechohabientes.