IMSS ¿abrumado por litigios?

IMSS ¿abrumado por litigios?
 .  (Foto: IDC online)

Actualmente el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) enfrenta numerosas demandas de carácter laboral, administrativo, civil, mercantil y fiscal, interpuestas por sus trabajadores, asegurados, beneficiarios y patrones, en las cuales se reclaman obligaciones valuables en dinero, lo que representa pérdidas económicas, ya que la mayoría de estos procedimientos se pierden o se prolongan lo cual agrava la situación financiera del Instituto.

Lo anterior, no obstante que en 2004 se creó el Programa de Atención y Control de Juicios, por medio del cual se dotaría de 60 millones de pesos más a las jefaturas de servicios jurídicos delegacionales con el objeto de contratar a un importante número de abogados que atendieran los juicios entablados y adquirir equipo de cómputo que facilitaría las labores de control y seguimiento.

Actualmente el IMSS denomina como ?riesgos adicionales? a los siguientes juicios:

LaboralesEstos procedimientos en contra del IMSS se promueven ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA), donde los actores principales son los:

  • asegurados que sufrieron alguna enfermedad o accidente de trabajo y que se consideran perjudicados por alguna resolución emitida por el Instituto distinta a sus expectativas;
  • trabajadores del mismo Instituto, inconformes con resoluciones del mismo adoptadas en su carácter de patrón, y
  • beneficiarios y patrones que reclaman el otorgamiento de prestaciones al IMSS.
El principal problema en los juicios laborales es que los abogados del Instituto descartan la conciliación, optando por agotar todas las instancias ante la JFCA con lo cual el procedimiento se prolonga y los gastos se incrementan.

El número de demandas laborales en contra del IMSS es tan grande, que desde hace cuatro años la JFCA cuenta con un edificio exclusivo para éstas, donde las Juntas Especiales 8, 8 Bis, 9 y 9 Bis tienen que diligenciarlas.

FiscalesEn este tipo de procedimientos, los principales actores son los patrones que se consideran agraviados por las resoluciones emitidas por este organismo y que reclaman, en su mayoría, la devolución de las cuotas pagadas en exceso, cuya procedencia tendrá que resolver el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

Para 2003, el monto de las reclamaciones al Instituto era de 19 mil 485 millones 776 mil 261 pesos, de los cuales 136 millones 748 mil 739 pesos correspondían a las seis reclamaciones más cuantiosas.

Civiles, mercantiles y otrosEn este rubro, el Instituto es demandado por los derechohabientes que se consideran afectados por los servicios prestados por el IMSS y solicitan las indemnizaciones correspondientes, y por los proveedores y contratistas que reclaman el cumplimiento de las obligaciones de dicho organismo.

La mayoría de los procedimientos de esta índole son atendidos en las subdelegaciones del Instituto.

Como puede apreciarse, la situación financiera del Instituto no sólo se ve afectada por el Régimen de Jubilaciones y Pensiones de sus trabajadores, sino también por el manejo incorrecto de las demandas presentadas en su contra, lo cual redunda en la deficiencia en el otorgamiento de los servicios institucionales a los derechohabientes en general.