¿México preparado para revisión seria del TLCAN?

El comercio bilateral entre México y Estados Unidos ronda los 500,000 millones de dólares
 Tratados internacionales  (Foto: iStock)

México (Notimex).- El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamín), Manuel Herrera Vega, afirmó que México está preparado para una negociación seria, constructiva e incluyente del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Refirió que la visión estratégica de quienes se encargarán de renegociar el tratado es clara para modernizar el contenido de un acuerdo que generó más beneficios que resultados negativos a las tres economías involucradas.

Herrera Vega señaló que el comercio bilateral entre México y Estados Unidos ronda los 500,000 millones de dólares y tan solo en 2016 se exportaron al país vecino productos por 302,000 millones de dólares y se importaron 179 mil millones de dólares de esa nación.

"Preservar y fortalecer el libre comercio en América del Norte es un asunto estratégico para los tres países", insistió.

El dirigente de los industriales detalló que en el caso de Estados Unidos, alrededor de cinco millones de empleos dependen directa o indirectamente del comercio con México, mientras que para el país, a raíz del TLCAN, se multiplicaron por ocho las ventas al exterior y el sector exportador se convirtió en auténtico motor de la economía.

Recordó que México y Estados Unidos no intercambian únicamente productos terminados o materias primas, sino que elaboran conjuntamente productos industriales de diversa índole, como automóviles, pantallas de televisión, electrodomésticos, maquinaria, autopartes y piezas para la industria aeroespacial.

En su balance mensual del sector, consideró una paradoja que justo cuando el mundo avanza hacia la apertura comercial, la integración de cadenas internacionales de suministro, el desmantelamiento de las barreras de acceso a los productos que impulsan la competitividad y amplían la oferta de productos al mejor precio y con la mejor calidad para el consumidor, "asistimos al resurgimiento del discurso proteccionista".

"Lejos de contribuir a la consolidación de un ambiente internacional que favorezca la recuperación de la actividad económica mundial, siembra incertidumbre, desconcierto, volatilidad en el comportamiento de los mercados financieros y obliga a no pocas empresas a poner en pausa o reconsiderar sus planes y proyectos de inversión en economías emergentes como la mexicana", subrayó.