Peso tendrá que soportar embates del TLCAN

La presión sobre el tipo de cambio estará latente hasta que culmine la renegociación
 .  (Foto: iStock)

El peso mexicano podría fluctuar esta semana en un amplio rango entre 17.3 y 18.0 unidades por dólar, ante la publicación de los objetivos de Estados Unidos sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El pasado 17 de julio Estados Unidos dio a conocer las prioridades para la renegociación del TLCAN, los cuales buscan asegurar un mejor acceso para los bienes de ese país que son exportados a México y Canadá con el fin de reducir el déficit comercial.

En un documento enviado al Congreso, el representante comercial Robert Lighthizer dijo que el gobierno buscará eliminar subsidios injustos y prácticas comerciales que producen distorsiones en el mercado.

"Demasiados estadounidenses se han visto afectados por el cierre de fábricas, los puestos de trabajo que se fueron al extranjero y el incumplimiento de promesas políticas", sostuvo Lighthizer en un comunicado.

De acuerdo con CI Banco si los objetivos de renegociación que plantee el vecino país del norte son fáciles de conciliar, se esperaría un mejor escenario para la moneda mexicana, por lo que la tendencia de apreciación del peso se podría consolidar.

"Si los objetivos implican un retroceso a lo que actualmente se cuenta en el acuerdo comercial, esto provocará volatilidad y presión en el tipo de cambio", destacó la entidad financiera en su Reporte de Análisis Semanal.

Siguen las advertencias por abandono del Tratado

Estados Unidos pagaría tarifas aplicadas por importaciones mexicanas industriales entre 15% y 50% por una eventual cancelación del TLCAN, de acuerdo a un análisis de la consultoría "IQOM Inteligencia Comercial".

Mientras que para México, estimó que el pago de esas tarifas iría de entre 16.6% y 32% en favor de Estados Unidos.

De acuerdo con la consultoría que preside Herminio Blanco Mendoza, quien fuera el jefe negociador del TLCAN por México, para Estados Unidos son 97 los productos sensibles del sector industrial que serían gravados por México, y de esos, 10 son los más importantes.

Entre estos destacan vehículos de siete cilindradas diferentes, con imposiciones arancelarias de 20% a 50% y donde en algunos casos, Estados Unidos depende al ciento por ciento de las importaciones mexicanas.

Asimismo, figuran tractores de carretera para semirremolque, manufacturas de cuero natural y cuero regenerado con 20%, además de diversas maderas con 15%.

En tanto que los productos mexicanos sensibles a un incremento arancelario por parte de Estados Unidos son 43, pero los más expuestos son 10.