2019 y la ratificación del T-MEC

Sector empresarial y diplomático afirmaron que es urgente eliminar aranceles "a la brevedad" porque las exportaciones han caído
 Tratados internacionales  (Foto: iStock)
México (Notimex) -

El proceso de ratificación del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (T-MEC) es de suma importancia porque se podrá eliminar o reducir cualquier tipo de incertidumbre que todavía pueda surgir por el instrumento comercial, afirmó el ex subsecretario de Comercio Exterior y socio de la firma White & Case, Francisco de Rosenzweig.

"2019 será un año relevante por los esfuerzos que se estarán haciendo de manera conjunta, a través del sector privado, para cabildear y avanzar en la aprobación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC)", argumentó.

LEE: EL CAMINO DEL QUE SIGUIÓ EL T-MEC

Por su parte, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, señaló que el triunfo de los demócratas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos podría significar que pidan negociar el acuerdo comercial a través de cartas paralelas en algunos capítulos como el laboral o el ambiental.

Razón por la que los empresarios mexicanos -integrados en el llamado Cuarto de Junto- harán una alianza con sus homólogos estadounidenses para empujar la aprobación del nuevo acuerdo comercial en las cámaras legislativas del país vecino del norte.

De Rosenzweig  a su vez, apuntó que en esa robusta estrategia de coordinación también deben, sin duda, sumarse el trabajo y la experiencia de negociación de la secretaría de Economía, Graciela Márquez Colín, y del subsecretario para América del Norte en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Jesús Seade, para hacer frente a cualquier embate.

El también presidente del Comité de Comercio Exterior y Logística de Amcham México, consideró que el diplomático mexicano es un activo que tiene vasta capacidad de continuar con la agenda bilateral con Estados Unidos, resolver el tema pendiente de aranceles al acero y aluminio e impulsar el T-MEC hacia su entrada en vigor.

Consideró que ese tema debe resolverse a la brevedad. "A mí me parece que hablar de tres o seis meses para encontrar una solución, es hablar de muchos meses, al considerar que las exportaciones mexicanas ya han caído y es un punto de preocupación".