Apuntes del T-MEC

La industria maquiladora fue de los sectores más afectados por el gobierno de Trump
.
 .  (Foto: Getty)

Como bien se sabe, después de arduas y controvertidas mesas de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) –renombrado como USMCA (por las siglas en inglés de United States-Mexico-Canada Agreement) y T-MEC para nuestro país (por las siglas de Tratado México, Estados Unidos y Canadá), en septiembre de 2018 fue cuando los signatarios lograron acordar dicho instrumento comercial y lo firmaron el 30 de noviembre de ese mismo año, en el marco de la Cumbre de Líderes del G20, celebrada en Argentina.

LEE: REGLAS DE ORIGEN DEL T-MEC, ¿IMPULSAN AL SECTOR AUTOMOTRIZ?

Actualmente el T-MEC está en vías de ser aprobado y ratificado por los congresos de cada una de las Partes; que en nuestro caso se prevé que suceda entre mayo y junio de 2019, así lo dio a conocer el subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Mientras ello acontece, habría que preguntarse qué pasa con la industria automotriz mexicana, sector generador de empleos, inversión extranjera, y 3 % del PIB; uno de los más afectado por las decisiones del gobierno de Trump.

El T-MEC traerá cambios muy significativos en las reglas de origen en este sector, porque contemplará un nuevo esquema para la exportación de vehículos a los EUA con arancel cero, esto es que el: 

  • 75 % de su valor sea de alguno de los países del TMEC, el TLCAN exige 62.5 %
  • 70 % del acero y aluminio del automóvil provenga de Norteamérica, y
  • 40 % del valor del auto (y 45 % en el caso de las camionetas) sea elaborado por trabajadores que ganen al menos 16 dólares la hora

Ante esas disposiciones, y desde las negociaciones, se proyectó incertidumbre en el ramo por la posible pérdida de competitividad en la manufactura de autos mexicanos; pero tal parece que esta inquietud va disminuyendo, debido al plazo que se tendrá para acatarlas (tres, años a partir del 1o. de enero de 2020 o de que entre en vigor el T-MEC).

Ello bajo las justificaciones de que las empresas ya instaladas en el país que no puedan cumplirlo en su momento tendrán el tiempo suficiente para hacer las adecuaciones necesarias; y por el otro, que se verán obligarás a modificar las forma de trabajo y sus cadenas de suministros, etc., según expertos en la materia.