Parálisis fronterizo vulnera exportaciones mexicanas

Se redujo de 10 a ocho los carriles de procesamiento comercial de la Garita de Otay Mesa, que hace frontera en Tijuana
.
 .  (Foto: Cuarto Oscuro)

Las exportaciones mexicanas se han visto afectadas en los últimos días por una mayor vigilancia migratoria en las aduanas ubicadas en la franja fronteriza de México con Estados Unidos.

El flujo de camiones se retrasa en la medida en que los funcionarios migratorios de la Unión Americana hacen revisiones más exhaustivas respecto a las personas que viajan en los autos y camiones.

La problemática se centra en Ciudad Juárez, a donde ha llegado un mayor número de migrantes centroamericanos y donde ya ocurrió una primera afectación económica, el cierre de una línea de producción de una empresa del sector automotriz, según informó Luis Aguirre Lang, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index).

“No se reporta el cierre de ninguna aduana de Estados Unidos y todas las cargas han podido cruzar”, comentó Aguirre Lang, quien añadió que la situación más crítica está en Ciudad Juárez, donde los camiones tardan en cruzar entre ocho y 12 horas, lo que propició que 300 unidades de carga no pudieran pasar la frontera el martes.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza informó el 3 de abril que la reasignación temporal de hasta 750 oficiales, que se desplegaron en áreas gravemente afectadas, “no ha alterado las prioridades de seguridad fronteriza y de facilitación del comercio”.

Sin embargo, indicó que redujo de 10 a ocho los carriles de procesamiento comercial de la Garita de Otay Mesa, que hace frontera en Tijuana. La medida se aplica desde el 1 de abril y será por tiempo indefinido en carriles de camiones para la inspección y procesamiento de importaciones y medios de transporte desde México en las instalaciones comerciales de Otay Mesa.

Luis Aguirre dijo que exportadores e importadores se han ajustado a las nuevas condiciones, con la prevención respecto a las demoras, la utilización de aduanas menos congestionadas o el uso de otros medios de transporte, sobre todo el aéreo.

Coincidentemente, Gerardo Tajonar, presidente de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana, señaló que las exportaciones mexicanas, si bien con demoras, están llegando a sus destinos finales.

“Todavía no tenemos una queja de nuestro sector; de momento, está pasando el tráfico de mercancías”, refirió.

Nuevo León perdería 110 millones de dólares diarios

Las exportaciones de Nuevo León son de alrededor de 40,000 millones de dólares al año, por lo que por cada día que se mantenga cerrada la frontera norte se perderían en promedio 110 millones de dólares diarios, dijo a El Economista, Eugenio Rivas Sada, director de Membresías y Desarrollo de Negocios del Consejo Mexicano de Comercio Exterior del Noreste.

Agregó que tras las declaraciones del presidente Donald Trump, sobre cerrar la frontera con México, el consejo realizó un sondeo al miércoles 3 de abril con diferentes socios y autoridades de ambos países.

“Encontramos que la afectación en los cruces es considerada de mediana intensidad. Lo vemos más como una amenaza de daño, la cual puede ser detenida a tiempo”, comentó.

“Sin embargo, nos encontramos configurando un plan optativo para nuestros socios en caso de que se prolongue esta situación. Tendremos reuniones de trabajo con nuestros agentes aduanales, agentes de carga y empresarios para encontrar coincidencias”, abundó el directivo.

Un cierre parcial implicaría un daño importante en las cadenas productivas de ambos países, destacó Rivas Sada.

Refirió que es una realidad que se han cerrado carriles de exportación en varios puntos importantes en la frontera entre México y Estados Unidos. Sin embargo, la Administración General de Aduanas ha manifestado que facilitará los procesos de exportación por los puntos afectados.

Canacar urge acordar acciones en las aduanas

El presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Enrique González, exhortó al gobierno de México a acordar acciones de manera urgente con las autoridades norteamericanas para agilizar el cruce en las aduanas de la frontera norte, toda vez que esto genera afectaciones a la competitividad de la región y se entorpece el comercio internacional.

En los últimos dos días los transportistas mexicanos han destinado hasta ocho horas en el cruce y las industrias de la manufactura, automotriz, aeroespacial y salud, así como los sectores de electrodomésticos, tecnología, vestido y alimentos, son las más afectadas en ambos lados.

La “respetuosa petición” busca evitar la inquietud entre sus afiliados por la demora de varias horas en los procesos de revisión en las fronteras con Estados Unidos, luego de la advertencia del presidente norteamericano, Donald Trump, de cerrarlas para contener la migración.

“Quienes integramos Canacar estamos preocupados y queremos advertir de una afectación sin precedentes para ambos países en materia industrial, ante la lentitud de actividades en la zona fronteriza, afectando la importación y exportación de mercancías”, afirmó Enrique González.

De acuerdo con datos del Servicio de Administración Tributaria, durante 2018 el número de cruces del autotransporte de carga en la frontera norte ascendió a 8 millones 582,870, concentrándose 61.5% de éstos, en las aduanas de Nuevo Laredo, Tamaulipas; Tijuana, Baja California, y Ciudad Juárez, Chihuahua.

Tamaulipas concentra 17 de los 54 cruces

El cierre de la frontera sur de Estados Unidos con México arrojaría pérdidas millonarias en Tamaulipas, que concentra 17 cruces internacionales de los 54 que hay en el país, señaló la alcaldesa Maki Ortiz Domínguez.

La presidenta municipal de Reynosa indicó que sólo en esta zona se ubican los cruces internacionales que unen las ciudades de Reynosa-Pharr y Nuevo Progreso con Progreso, Texas, por donde transitan mensualmente unos 40,000 camiones de carga.

Refirió que al concentrar Tamaulipas 17 de los 54 cruces internacionales que hay en el país, se convierte en una de las entidades más importantes a nivel nacional en el rubro del comercio internacional, por lo que el cierre de cruces fronterizos arrojaría pérdidas millonarias.

Lamentó las amenazas del presidente estadounidense Donald Trump, en el sentido de cerrar sus fronteras, y conminó a encontrar soluciones compartidas a los problemas que enfrentan de manera conjunta y reforzar los lazos de amistad y cooperación que unen a México y Estados Unidos.

“Nos gustaría que los senadores y el propio presidente de Estados Unidos vean y valoren el intercambio comercial que se realiza diariamente”, dijo.

Refirió que por años la zona fronteriza entre ambas naciones sirve de marco para el comercio internacional, además de la conexión en rubros, como educación, salud, cultura y deporte.

Señaló que los cierres de puentes internacionales afectan el sector laboral en ambos lados de la frontera, ya que las importaciones y exportaciones que se realizan por la frontera norte de Tamaulipas superan 39% del total de las que se hacen en el país.

Con información de Notimex y El Economista