México y Canadá reprenderán a Estados Unidos

México podría analizar la posibilidad de incluir a los tomates estadounidenses en la nueva lista de represalias
.
 .  (Foto: iStock)

México y Canadá informaron que ultiman la nueva lista de productos, bajo la figura de carrusel, que formarán parte de sus respectivas represalias contra Estados Unidos.

Estos aranceles punitivos son una respuesta a los aranceles impuestos a las importaciones estadounidenses de acero y aluminio.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, confirmó que Canadá está considerando modificar sus aranceles de represalia para “tener el mayor impacto posible en los Estados Unidos”.

También Freeland repitió la demanda de Canadá de que los aranceles estadounidenses fueran eliminados por completo.

Por su parte, Graciela Márquez, secretaria de Economía, dijo que México podría analizar la posibilidad de incluir a los tomates estadounidenses en la nueva lista de represalias.

En total, las tarifas punitivas que están vigentes abarcaron 23,200 millones de dólares de las exportaciones estadounidenses en el 2018. El proceso de represalias es complejo debido a las múltiples capas de normas internacionales relevantes y al potencial de acción unilateral, que puede o no adherirse a ellas.

Los principales productos golpeados son acero, aluminio y salsas (Canadá), carne de cerdo, acero y preparaciones alimenticias (México), acero, whiskys y productos de belleza (Unión Europea), productos de cerdo, acero y nueces (China), carbón, coque de petróleo y nueces (Turquía) y vehículos para el transporte de mercancías, equipo pesado y fibras ópticas (Rusia).

Los aranceles de represalia pueden haber dado lugar a una disminución de la demanda de exportaciones de Estados Unidos y dado a los exportadores de los Estados Unidos un incentivo para fabricar en el extranjero para evitar los aranceles.

Por ejemplo, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, los aranceles chinos sobre la soya hicieron que las exportaciones estadounidenses agrícolas y de alimentos a China disminuyeran en el 2018, y China aumentó sus compras de soya de Brasil y otros países.

A su vez, Canadá, México y la Unión Europea representan 80% de las exportaciones estadounidenses que están sujetas a aranceles de represalia en respuesta a las acciones de la Sección 232. Desde que entraron en vigor los aranceles de represalia, las exportaciones de Estados Unidos a estos socios comerciales han disminuido en promedio 25, 10 y 38%, respectivamente, de acuerdo con datos del Congreso estadounidense.