IP pide “Plan Marshall” para Centroamérica

Urgen a acciones contra las raíces del problema señalan empresarios
.
 .  (Foto: iStock)
México (El Economista) -

México, Estados Unidos, Canadá y países de Centroamérica requieren pactar un acuerdo similar al Plan Marshall para crear desarrollo e infraestructura en las naciones expulsoras de migrantes hacia el territorio estadounidense, coincidieron dirigentes de cámaras de comercio internacional.

Ese nuevo plan debe contar con la participación del Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), tanto para asesorar como para financiar los proyectos, destacó José García, presidente de la Cámara de Comercio México-Estados Unidos (CCMEU o USMCOC, por su sigla en inglés), Capítulo Valle de México.

“No veo acciones del Banco Mundial ni del BID, que es su mandato, sobre cómo vamos a reconstituir a Centroamérica. No he escuchado que hayan dicho: ‘Para reconstruir Centroamérica vamos a hacer esto y va a costar tanto’”, dijo García en una conferencia de prensa en la que dieron a conocer Expo Carga 2019.

La CCMEU está integrada por 3,600 empresas tanto mexicanas como estadounidenses, de los sectores automotriz, financiero, agro-alimentos, aeronáutico, logístico, manufacturero y de tiendas minoristas, entre otros.

También García destacó que se requiere incorporar acciones de los países centroamericanos, quienes “han estado nadando de a muertito” hasta ahora.

El Plan Marshall fue una iniciativa de Estados Unidos para ayudar a Europa occidental, en la que los estadounidenses dieron ayudas económicas por valor de unos 14,000 millones de dólares de la época para la reconstrucción de naciones devastadas tras la Segunda Guerra Mundial.

“En el mundo ideal, habría que echar a andar un Plan Marshall”, dijo Armando Ortega, presidente de la Cámara de Comercio de Canadá. “Cualquier plan que se desarrolle con seriedad debe vincular a Centroamérica con el proyecto norteamericano, porque si no las soluciones no van a ser duraderas”.

El Plan Marshall estuvo en funcionamiento durante cuatro años desde 1948. Los objetivos de Estados Unidos eran reconstruir aquellas zonas destruidas por la guerra, eliminar barreras al comercio, modernizar la industria europea y hacer próspero de nuevo al continente; todos estos objetivos estaban destinados a evitar la propagación del comunismo, que tenía una gran y creciente influencia en la Europa de posguerra.

“Si no les ofreces a los países de Centroamérica ingredientes de incorporación a las cadenas de valor, el plan no va a funcionar”, añadió Ortega.

A su vez, Fernando Ruiz Huarte, director general del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce), concordó en que se requiere aumentar la infraestructura en el sur de México y en Centroamérica y dijo que los dos principales factores de expulsión de migrantes en la región son el desempleo y la inseguridad.

En octubre del 2018, la Organización Internacional para las Migraciones realizó una encuesta rápida a un grupo de migrantes salvadoreños que se habían unido en una “caravana” para hacer el viaje hacia el norte. Encontró que casi 52% mencionó la oportunidad económica como su motivo para abandonar la región, 18% argumentó la violencia y la inseguridad, 2% citó la reunificación familiar y 28% seleccionó una combinación de esos factores.


Con información de El Economista