¿Cómo saber si tienes salud financiera?

Cinco consejos para mantener tu cartera sana
-
 -  (Foto: Redacción)

La salud financiera refiere a la definición clásica del término que significa “ausencia de enfermedad”, por ende, cuando las finanzas personales no están sanas, hay ausencia de dinero.

El término “salud” tiene muchas dimensiones más allá de las fronteras de nuestro bienestar físico y mental, abarca también todo lo que tiene que ver con nuestro estilo de vida.

Cuando se trata de reflexionar sobre el bienestar de las finanzas personales o familiares, es importante preguntar si:

  • los gastos son menores a los ingresos
  • las deudas están bajo control
  • existe un registro de ingresos y egresos
  • hay una estrategia para lograr metas.

Para evitar que la salud financiera y sus problemas puedan ocasionarte intranquilidad y estrés y esto a su vez repercuta en tu salud física y emocional, puedes seguir estos cincos pasos para evitar gastos no planeados.

1.- Revisa tu patrimonio. Si lo que debes es mayor que tus activos, empieza por hacer un plan para liquidar tus deudas.

2.- Verifica si estás ahorrando. Recuerda que es importante contar con un fondo para urgencias, así como con dinero extra que te permita alcanzar objetivos futuros. Tomar en cuenta el largo plazo es importante, de ahí la necesidad de formar también un plan de ahorro para el retiro.

3.- Invierte. En caso de hacerlo, verifica las diferentes alternativas y elige la mejor opción, de acuerdo con tus necesidades.

4.- Examina tu situación crediticia: Y si está equilibrada, es decir, que tus pagos por concepto de crédito no excedan el 35% de tus ingresos, y que seas capaz de pagarlos con la regularidad necesaria para incrementar tu patrimonio. En caso contrario, busca renegociar con la institución adecuada.

5.- Asegúrate: Identifica tus necesidades de protección y si estás cubierto con los seguros correspondientes.