Producto financiero, el mejor regalo este 10 de mayo

En caso de adquirir un obsequio tradicional por medio de tarjetas de crédito sigue las recomendaciones de la Condusef
.
 .  (Foto: Cuarto Oscuro)

¿Alguna vez obsequiaste un producto financiero un 10 de mayo? Esta práctica parece extraña pero es uno de los regalos que podrían ser más benéficos para las finanzas personales de las mamás

Dependiendo del producto que elijas, las madres podrán iniciar un ahorro, invertir capital o comprar algún bien a largo plazo. Si bien este no parece el mejor regalo para el 10 mayo, sí es una opción que en el futuro.

El director de Depósitos de Scotiabank, Alejandro del Bosque, indicó que “el objetivo es evolucionar en la forma de obsequiar y ofrecerles productos y servicios que les permitan manejar e invertir su dinero de forma correcta para mantener sus finanzas sanas y asegurar un mejor futuro o retiro”, pese a que existe variedad en las opciones financieras en necesario que la elección sea útil para el perfil.

En ese sentido, explicó que una tarjeta de crédito tiene muchos beneficios a corto y largo plazo que se adecuan a los diferentes estilos de vida de las mamás:

  • para aquellas que realizan distintas actividades en el día, puede ayudar a solventar emergencias o realizar pagos de servicios;
  • aquellas que trabajan fuera del hogar pueden optar por una cuenta de ahorro o un producto de inversión para agrupar los ingresos extra que tienen durante el año (bonos, aguinaldo y utilidades) y con este, alcanzar metas a largo plazo; y
  • a las que dedican su tiempo a actividades familiares, puede convenirles un préstamo personal o una línea de crédito con la finalidad de que puedan planear las vacaciones familiares, organizar eventos e incluso pagar por adelantado las colegiaturas

Cuida tu cartera

En el caso de que elijas comprar el regalo de mamá de forma tradicional o por comercio electrónico, la Condusef te recomienda considerar lo siguiente para que cuides tu tarjeta de crédito o débito.

  • en tu compra tradicional:
    • utiliza tu tarjeta de crédito en establecimientos debidamente constituidos,
    • si vas a restaurantes, solicita que te lleven la Terminal Punto de Venta a tu mesa,
    • no pierdas de vista tu tarjeta y al firmar el voucher, guárdalo para posteriores reclamaciones,
    • evita comprar por impulso y no sobrepases tu capacidad de pago,
    • trata de no disponer de efectivo con tu tarjeta de crédito, ya que es un financiamiento muy caro,
    • lleva una lista de los teléfonos de emergencia de tu banco para reportar el extravío de tu plástico,
    • para las compras digitales:
      • asegúrate de que el dispositivo en el que efectuarás la compra, tenga actualizados antivirus y programas de detección de software malicioso,
      • verifica que el sitio sea seguro con el “https://” dentro la dirección URL y el candado de seguridad,
      • cuidado con productos extremadamente baratos o rebajas extraordinarias, ya que es probable que se trate de un fraude,
      • procura no utilizar computadoras públicas o conectarte desde una red WiFi pública,
      • nunca selecciones la opción “Recordar contraseña” cuando te registres los sitios con una computadora pública, e
      • imprime o guarda los comprobantes de las compras o en su defecto, las capturas de pantalla

Asimismo, también puedes optar por regalarle productos financieros especiales para ella, como una cuenta de ahorro, una tarjeta de crédito o algún seguro de gastos médicos que la proteja contra enfermedades propias de la mujer.

Cabe señalar que del total de reclamaciones de la banca durante el 2016 el producto más reclamado fue la tarjeta de crédito con 4.2 millones de quejas y después la de débito con 2.5 millones; en tanto que el total de las reclamaciones sumaron 7.24 millones de casos; de los cuales el 23% son de comercio electrónico (1.65 millones); es decir, un 143% más a la registrado en 2015.

Recuerda que si el cargo que se realizó a tu tarjeta es incorrecto, puedes presentar una reclamación o inconformidad a tu banco o institución financiera; sino resuelven tu aclaración, acude a la Condusef.