Derechos y obligaciones en las pólizas de seguro

Los principales malentendidos entre las aseguradoras y el cliente radican en las expectativas del asegurado y la negativa de indemnizaciones
 (Foto: Gettyimages)  (Foto: Redacción)

Solo el 24.8% de la población cuenta con protección de algún seguro, esto quiere decir que tres de cada 10 personas están protegidas contra algún siniestro que amenace su salud o su patrimonio, la razón de ello, es que las personas los consideran muy caros, no saben cómo funcionan o no los necesitan, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Quien se tiene un seguro se puede estar tranquilo, pues estos productos sirven para cubrir los gastos que una emergencia financiera pueda provocar; pero un seguro mal contratado puede convertirse en un dolor de cabeza.

Durante 2016, las aseguradoras que tuvieron más quejas y reportes de sus clientes ante la Condusef fueron Metlife (6,143 quejas), GNP Seguros (5,321) y BBVA Bancomer (5,321).

El sector compuesto por 81 aseguradoras, tuvo en ese mismo periodo un total de 37,367 reclamaciones, cifra superior a las 5,000 reclamaciones recibidas en 2015, cuando se registraron 32,264. El principal motivo fue la negativa al pago de indemnización de los siniestros.

El asesor de seguros Sergio Betanzos, explicó que “los principales malentendidos que se dan entre las aseguradoras y el cliente están en las expectativas que el cliente tiene sobre su seguro, lo que creyó que cubría su póliza y lo que realmente estaba considerado en el contrato”, de ahí la importancia de conocer los principales derechos y obligaciones que tiene el asegurado.

Derechos del asegurado

  1. Conocer las definiciones y explicaciones de las coberturas
  2. obtener la póliza del seguro y cualquier documento que permita saber cómo se tramita la indemnización (pago del siniestro)
  3. conocer las exclusiones o riesgos que no cubre la póliza y los requisitos para cobrar el siniestro
  4. son 30 días a partir de la emisión de la póliza para hacer cualquier modificación a las coberturas contratadas o a los datos personales
  5. si existe un problema con la aseguradora se puede acudir a la Condusef para resolver el problema, quienes fungirán como representante legal y resolverá aproximadamente en 30 días promedio

Obligaciones del asegurado

  1. Investigar las características del producto adquirido y leer con atención la póliza,
  2. conocer el riesgo y hechos importantes que lo agraven, y
  3. pagar puntualmente la póliza, de lo contrario se cancelará

Recomendaciones de contratación

Si recibes una llamada telefónica de algún agente de ventas bancario que ofrezca un seguro, se debe anotar el nombre y la empresa de la que llama, cerciorarse que se trate de la venta de un producto y no de un regalo o promoción y no aceptar ningún seguro si presentan condiciones para la contratación, recomendó la Condusef.

Pregunta el nombre del seguro, sus coberturas, exclusiones, el costo y las formas de pago disponibles.

Al contratar, el ejecutivo debe dar el número de póliza o folio que formaliza el contrato. Recoge la carátula de la póliza en la sucursal del banco emisor más cercano.

La directora ejecutiva de Beneficios y Consultoría Actuarial de la firma Lockton México, Concepción Hernández, señaló que “todo aquel que promueve los seguros, sin importar si es un bróker, agente o banco, debe tener un protocolo, preparación y certificación para poder ofrecer estos productos, de tal manera que tiene la obligación de explicar claramente lo que se está contratando”.

En ese sentido, los brókers y agentes deben manejarse bajo un esquema de integridad y rectitud, sin actuar bajo sus propios intereses o beneficios; por lo que cuando exista una reunión para conocer su oferta o contratar algún seguro, debe de mostrar la cédula emitida por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas que acredite su calidad de agente o intermediario experto en la materia.

Obligaciones que los agentes o brókers

  1. Manejar la información con confidencialidad,
  2. analizar el perfil de riesgo del interesado,
  3. entregar la información completa, explicar pros y contras de las coberturas y los términos estipulados
  4. informar de las características de la oferta que entrega,
  5. presentar a las compañías todos los documentos que hablen del riesgo como asegurado,
  6. contar con cédulas específicas para vender cualquier tipo de seguro, estar en constante capacitación y obtener certificaciones de la Comisión Nacional De Seguros y Fianzas.

Con información de Expansión