Star-ups españolas le echan el ojo a México

Star-ups españolas le echan el ojo a México
 .  (Foto: iStock)
Madrid (Notimex) -

México es el destino prioritario para las empresas emergentes (“start-ups”) españolas, donde piensan desarrollar parte de su negocio en 2017 y 2018, reveló el informe “Internacionalización de las Start-ups españolas de base tecnológica” realizado por el IE Business School.

Joe Haslam, profesor de la institución académica, destacó que empresas emergentes no solo se crean (“start-up”), sino que pasan a desarrollarse (en lo que se denomina como “scaling-up”) e internacionalizarse debido a que su base tecnológica abre el mercado internacional.

Es importante reconocer la importancia de su internacionalización ante el hecho de que el 84% de estas empresas cree "que su negocio exterior será mayor que el nacional en 2020", señaló Haslam en las conclusiones.

El 62% de las empresas consultadas respondió que México es el país en donde desea desarrollar parte de su negocio en 2017 y 2018; seguido de Colombia con 52%, Estados Unidos 51%, Francia y Chile con 45% cada una y Reino Unido 39%.

Sin embargo, en la actualidad el 82% de los servicios de estas empresas están en países de la Unión Europea (UE), frente al 58% en América Latina, 25% en Estado Unidos y Canadá y solo 4% en Asia.

De acuerdo con el documento, las facilidades que ofrece el mercado único europeo permiten al comercio electrónico de estas empresas desarrollar negocios, mientras que se considera que en Asia hay aún oportunidades por explorar.

Asimismo, la UE supone la mayor fuente de ingresos exteriores de estas empresas, en segundo lugar América Latina y tercero Estados Unidos (en especial para las que ofrecen contenidos sin costo para el consumidor final), como aplicaciones o sitios web de información.

Sobre los empleados en otras regiones, en América Latina el 55% tiene personal en esa zona geográfica, frente al 69% en la UE y el 25% en Estados Unidos.

En cuanto a la presencia de mujeres en estas empresas, el 83% de las empresas no llega a la paridad y el 60% de las mismas solo tiene una presencia femenina en la dirección inferior al 25%.