Economía mexicana tendrá difícil cierre de año

La firmeza del sector servicios sigue compensando la debilidad industrial, pero se espera una desaceleración en el consumo que impactaría las finanzas nacionales
.
 .  (Foto: iStock)
México (Notimex) -

La actividad económica de México se reporta firme durante mayo, lo que permite mantener el estimado de crecimiento para 2017 en 1.9%; sin embargo, existen factores al interior como el endeudamiento y la inflación que frenarán el crecimiento, aseguró el analista económico en Invex, Joan Domene.

Luego de la publicación del Indicador Global de Actividad Económica (IGAE), precisó que éste creció 3.06% anual en mayo, “superando nuestro estimado y el del mercado de 2.7%”, lo que contrastó la contracción de 0.6% en abril y superó el crecimiento de 2.2% registrado en el mismo mes de 2016.

“La firmeza del sector servicios sigue compensando la debilidad industrial. Sin embargo, los datos disponibles sugieren una desaceleración del consumo ante el aumento de la inflación y los costos de endeudamiento”, indicó en un reporte.

Expuso que durante la segunda mitad del año “anticipamos una desaceleración del crecimiento y mantenemos una expectativa de crecimiento de 1.9% para todo el año, debido a la persistencia de la debilidad en el sector industrial y un menor dinamismo del sector servicios”.

La serie original del Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) mostró una expansión 3.06%, apoyado por un efecto de calendario. Sin embargo, la serie ajustada por este efecto mostró un crecimiento más moderado de 2.2%.

“Para lo que resta del año anticipamos una desaceleración del crecimiento hasta una tasa de 1.9% ante la persistencia de la debilidad en el sector industrial y un menor dinamismo del sector servicios”, reiteró.

Destacó que la crisis del sector minero y la desaceleración de la construcción lastran el crecimiento del sector industrial y el aumento de la inflación y los costes de endeudamiento sugieren una desaceleración del consumo.

El analista consideró que la incertidumbre que rodea la relación comercial entre México y Estados Unidos se redujo de forma marcada, aunque es probable que aún lastre la inversión por algún tiempo.

Por el lado positivo, las bases para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) sugieren que no habrá una disrupción importante el sector manufacturero, puntualizó.