¿Qué es el Programa Anticorrupción Empresarial y qué implica?

Las compañías que cumplen con los más altos estándares anticorrupción se desempeñan mejor en el mercado y tienen una ventaja competitiva
 .  (Foto: IDC)

Un Programa Anticorrupción es un sistema de controles internos que permitirán a las empresas mitigar los riesgos y reducir las sanciones establecidas en la propia ley para cuando se cometan actos vinculados con faltas administrativas graves y que los mismos sean realizados por personas físicas que actúen a nombre o en representación de la persona moral.

LEE: RESPONSABILIDAD DE LAS EMPRESAS VS LA CORRUPCIÓN #FOROIDC

De acuerdo con KPMG, con esta herramienta las empresas podrán estar más preparadas para cumplir con las obligaciones que establece la Ley Antilavado, así como la detección oportuna de casos de incumplimiento, evitando multas o sanciones por parte de las autoridades correspondientes.

Derivado de lo anterior, la firma estableció seis pasos que para la implementación de una estrategia y así identificar los riesgos de corrupción que enfrenta la empresa por sus características y su forma de operar, tomando en cuenta factores como el lugar en donde se llevan acabo las actividades, relaciones con terceros, métodos para generar negocios y las leyes aplicables.

  1. diseñar un Programa Anticorrupción integral y equilibrado que atienda los riesgos identificados durante el proceso de evaluación.
  2. redactar políticas que se relacionen con los reglamentos, obligaciones y procesos de negocios.
  3. establecer procedimientos y controles para prevenir, detectar, corregir y mitigar los riesgos.
  4. diseñar e impartir cursos de capacitación en diferentes modalidades para despertar conciencia y ampliar el conocimiento de las partes interesadas sobre las metas, políticas, procedimientos y controles anticorrupción.
  5. evaluar el desempeño y eficacia tanto de los controles, como de las políticas.
  6. tomar medidas correctivas y disciplinarias de manera oportuna, cuando llegue a materializarse alguna violación.

KPMG agregó en un comunicado que un programa anticorrupción ayuda a crear un ambiente de integridad y una cultura ética en toda la empresa. Asimismo, las compañías que cumplen con los más altos estándares anticorrupción se desempeñan mejor en el mercado y tienen una ventaja competitiva.