Cómo regularizar una sociedad irregular

Este tipo de sociedades pueden subsanar sus omisiones y regularizarse
 .  (Foto: Redacción)

Las sociedades mercantiles irregulares son aquellas cuyo acto de constitución no se ha hecho constar en una escritura pública, o habiéndose cumplido con esta formalidad no se ha inscristo en el Registro Público de Comercio.

Las sociedades irregulares están en posibilidad de corregir el vicio formal y regularizarse. En este punto se tiene dos supuestos, el contrato:

  • no se hubiese celebrado en escritura pública, y
  • conste en escritura pública pero no se hubiese inscrito

El artículo 7o. de la Ley General de Sociedades Mercantiles (LGSM) resuelve esta problemática de la siguiente manera:

  • si el contrato social no se hubiere otorgado en escritura ante Notario, pero contuviere los requisitos esenciales de la sociedad (fraccs. de I a VII, art. 6o., LGSM), cualquier persona que figure como socio podrá demandar en la vía sumaria el otorgamiento de la escritura correspondiente
  • en caso de que le escritura social no se presentare dentro del término de 15 días a partir de su fecha, para su inscripción en el Registro Público de Comercio, cualquier socio podrá demandar en la vía sumaria dicho registro

Como se observa, los socios están en posibilidad de regularizar la sociedad, ya sea que no hubiese elevado la escritura pública su constitución, o habiéndolo hecho no se hubiese inscrito en el Registro Público de Comercio, porque la irregularidad deriva de la falta de cumplimiento de requisitos formales.

Las sociedades mercantiles requieren de dos actos formales básicos: constituirse en escritura pública ante Notario e inscribirse en el Registro Público de Comercio; en caso contrario, se estará en presencia de una sociedad irregular.