Alemania inicia aplicación de ley Facebook

Se pone en marcha las medidas de la legislación que impondrá multas a redes sociales que no supriman contenido ilegal
 .  (Foto: iStock)

El 1o. de enero de 2018  marcó el final del periodo de transición de la llamada “ley aplicación de redes” o “ley Facebook”  (NetzDG) en Alemania. Tras su entrada en vigor el 1o. de octubre de 2017, y el periodo de espera, ahora cualquier plataforma de Internet con más de dos millones de usuarios está obligada a implementar medidas y métodos eficientes y eficaces de información y eliminación de contenido ilegal.

Estos medios o plataformas tienen 24 horas como máximo para actuar en relación a este contenido nocivo, después de que se les notifique sobre un material que vulnere algún aspecto de la legislación germana.

LEE: ALEMANIA APROBÓ LEY FACEBOOK

Si los casos son complejos desde el aspecto legal, es decir, debido a su naturaleza requiere de un mayor análisis, pues son un contenido que puede ser controvertido, el plazo se extiende a siete días. Los sitios o portales que no eliminen las publicaciones ilegales podrían enfrentarse a multas que llegan hasta un máximo de 50 millones de euros.

Plataformas como Facebook, Twitter, Google, Yahoo por mencionar a las mayores redes sociales son sujetos de esta legislación, al igual que servicios de mensajería como Whatsapp o aplicaciones que dependen de las primeras como Instagram o Tumblr son objeto de esta norma.

La aprobación de la ley en junio de 2017 desató polémica a causa de la posible censura que podría implicar y menoscabo a la libertad de expresión al dejar la decisión de supresión del material en las empresas y no en los tribunales.

Los sectores que más se pronunciaron en ese tenor fueron activistas pro libertad de expresión, organizaciones no gubernamentales, periodistas y partidos de extrema derecha o radicales (la propuesta de ley va encaminada a sancionar y limitar el discurso de odio en el ciberespacio). No obstante, las protestas la norma entró en vigor y las empresas están obligadas a realizar un informe anual sobre las publicaciones eliminadas y los motivos que las llevaron a ese accionar.

En Alemania se prohibe expresamente la propaganda, exhibición y exaltación del nazismo, al igual que la negación del Holocausto. Por ello, varios sectores impulsaron la puesta en marcha de esta legislación para evitar que las redes sociales siguieran en un estado laxo respecto a problemas como el discurso de odio, pornografía y demás.