Ciberataques dañan reputación y economía de empresas

En México, los ataques de solicitudes de tráfico ilegítimas en el primer trimestre de 2017, fueron equivalentes al 76 % del 2015 registrados en Latinoamérica
 Hacker  (Foto: iStock)

En México durante 2015 se registraron alrededor de 8,809 ciberataques; mientras que en 2016 se elevaron en 19,504; es decir, un 122 % más y la nueva tendencia de vulneración se registró con un mayor grado de complejidad y lesividad, de acuerdo con un estudio de Netscout.

LEE: EMPRESAS DEBEN EDUCAR A SUS TRABAJADORES SOBRE CIBERSEGURIDAD

En un comunicado, las firmas de Arbor e IDC explicaron que en la investigación de “Tendencias en ciberseguridad: DDoS en Latinoamérica”, se descubrió que el impacto de los ciberataques alcanzó los 90,000 millones de dólares (mdd) en pérdidas anuales para las compañías, debido a que las prácticas más comunes fueron por vulneraciones de seguridad o denegación de servicio (DDoS) generada por una sobre carga de tráfico de solicitudes en el sistema.

Ante ello, Netscout Arbor recomendó:

Revisar las políticas y estrategias de seguridad
Es importante que las firmas tengan el control de sus sistemas de seguridad, a fin de minimizar la probabilidad de experimentar ataques volumétricos.
De acuerdo con cifras de IDC, en el primer trimestre de 2017 este tipo de ataques en Latinoamérica ascendió a más de 141,000 incidentes, equivalente al 76 % del total en 2015 (más de 185,000)

Identificar las posibles vulnerabilidades
Las empresas están expuestas a cualquier tipo vulneración digital, por ello es fundamental conocer los sistemas más endebles y fortalecerlos.

En 2017 se aumentó en un 30 % la cantidad de empresas con ataques sigilosos a nivel de aplicaciones, de acuerdo con el Informe de seguridad de infraestructura mundial anual (WISR) de Netscout Arbor.

Elegir la mejor solución contra DDoS
Sin importar el tipo de organización, las organizaciones  tienen la responsabilidad de proteger su información con alguna estrategia que afrente los ciberataques.Por lo que se recomienda tener una “protección 360 grados en donde se proteja el enlace de internet y las aplicaciones del cliente, seleccionando una arquitectura del lado del cliente (APS) + nube y que ambas soluciones se comuniquen de manera nativa creando señalización entre éstas”.

Ubique alternativas para mitigar los potenciales riesgos

Con ello, se estará protegido ante cualquier ciberataque y las pérdidas monetarias, así como de reputación que conllevan los ciberataques.

En el informe de WISR se descubrió que el mayor impacto que sufren las empresas es en la reputación, seguido por los gastos operativos y la pérdida de clientes.