México mejora en el Índice de Ciberseguridad Global

Cuatro aspectos clave para el fortalecimiento de la Estrategia Nacional de Ciberseguridad
.
 .  (Foto: iStock)

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) reveló que el año pasado, México obtuvo una calificación de 0.66 de uno en el Índice de Ciberseguridad Global (ICG). Lo cual implicó que se colocara en la posición 28 de 193 países, y se posicionara en América Latina y el Caribe como la mejor rankeada; muy cercana al promedio de los países miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el cual es de 0.65.

SEGURIDAD CIBERNÉTICA, PRIORIDAD EN GESTIÓN DE RIESGOS

En un comunicado, NETSCOUT Arbor, afirmó que durante el primer debate entre los candidatos a la presidencia, solo dos de ellos hicieron alusión el tema de ciberseguridad y no se ahondó en la continuidad de la Estrategia Nacional de Ciberseguridad (ENCS), por lo que la falta de seguimiento de está podría poner en riesgo el desarrollo económico y la seguridad nacional.

El enterprise account manager de la firma, Víctor González, señaló que según cifras del proyecto Atlas y el equipo Asert de la compañía, en 2017 el país recibió 14,237 ataques de denegación de servicio distribuido; sin embargo, apuntó que “un país maduro en esta materia fomenta la inversión y genera confianza entre los diferentes sectores”. 

De acuerdo con el “Global Cibersecurity Index” de 2017, México es “un estado maduro en esta materia, esto gracias a que ha desarrollado compromisos complejos (como la ENCS) y ha estado involucrado en programas e iniciativas de ciberseguridad”, señaló González.

No obstante, dijo que “hablar de un avance en dicha materia es un poco aventurado debido a que tiene escasos meses de haberse desarrollado y puesto en marcha”, haciendo que la primera versión sea adaptable a las necesidades del país y la evolución de los riesgos y amenazas del sector.

“La industria de seguridad informática debe de ser partícipe de esta estrategia mediante la colaboración multidisciplinaria entre los diferentes actores, con un enfoque agnóstico a la marca tomando como base las mejores prácticas de la industria. Además, desarrollar programas de capacitación para formar y especializar recursos en esta materia”, opinó.

Sobre el fortalecimiento de la Estrategia, González propuso a los fabricantes de Tecnologías de Información, Comunicaciones y Seguridad, apoyar cuatro aspectos claves:

  • crear un comité privado de ciberseguridad, sin fines de lucro, transparente, agnóstico que realice observaciones a la estrategia mediante casos de éxito de otros países líderes en la materia
  • generar un vínculo con la Comisión Intersecretarial para el Desarrollo del Gobierno Electrónico a fin de ayudar en el desarrollo de la estrategia
  • generar conciencia y cultura de ciberseguridad, cuyo fin sea crear cursos, talleres y conferencias de capacitación, y
  • establecer alianzas con asociaciones civiles, ONG, universidades y centros de investigación que contribuyan a la promoción y cumplimiento de la ENCS

Finalmente, González apuntó que la Estrategia Nacional de Ciberseguridad pretende que México –en 2030- sea una nación resiliente ante los riesgos y amenazas del ciberespacio; en tanto aproveche el potencial de las TIC para el desarrollo sostenible.