Google enfrenta nueva demanda

El gigante del ciberespacio enfrenta un nuevo caso ante tribunales por violentar derechos
.
 .  (Foto: iStock)

A Google puede costarle caro no dejar claro a los usuarios que seguía recopilando sus ubicaciones en Google Maps cuando se desactivaba el historial. En Estados Unidos de América (EUA) un individuo demandó a la compañía por violar su privacidad, y sus abogados están intentando tornarla en una demanda colectiva.

LEE: ¿ES NECESARIA LA CIBERSEGURIDAD?

La demanda interpuesta por Napoleón Patacsil en San Francisco refiere que Google vulneró la Ley de Invasión de Privacidad del estado de California y el derecho constitucional a la privacidad.

La demanda colectiva podría dividirse entre usuarios de Android y de iPhone porque pueden unirse una cantidad considerable de usuarios. El juez que lleve el asunto deberá decidir si aprueba la solicitud del demandante para continuar con sus reclamos y si se puede crear una demanda colectiva para que se unan ciudadanos de EUA que crean haber sido afectados por las prácticas de la empresa.

De suceder lo anterior, Google enfrentaría una complicada situación judicial por mentir a los usuarios o por lo no decir toda, y tendría que pagar una multa importante. De ahí que sea fundamental la acción del juez.

El 13 de agosto, AP y un grupo de investigadores de informática en Princeton confirmaron que la citada compañía usa otras aplicaciones y servicios (tanto en iOS como Android) para conocer y almacenar la ubicación con fines comerciales; ello sin importar que se desactive la opción “historial de ubicaciones”.

0Ante ello, la empresa aseguró que han informado a los usuarios del “historial de ubicaciones” que cuando inhabilitan el producto, siguen usando la ubicación para mejorar su experiencia en Google cuando hacen cosas como realizar una búsqueda en Google o la emplean para obtener indicaciones para llegar en automóvil. Sin embargo, en su sitio de soporte no se mencionaba nada de esto hasta que la cambiaron hace unos cuantos días.

Habrá que ver si la demanda prospera y si se convierte en una colectiva a la que se puedan sumar miles de personas para conseguir una gran multa para la compañía. Pero lo que está claro es que a Google le está saliendo caro a nivel de imagen el no haber sido clara con cómo recopila la información de los usuarios.