¿Cuánto cuesta un billete mexicano?

Banxico asegura que en ninguna parte del mundo han logrado falsificar el hilo 3D de los billetes nacionales
 .  (Foto: iStock)
El Economista -

En el año 2006, México fue el segundo país del mundo en usar el hilo de seguridad en sus billetes. Este elemento, que permite reconocer fácilmente la autenticidad de la pieza, no se ha falsificado en ninguno de los 50 países que cuentan con él, consignó el director de Emisión del Banco de México (Banxico), Alejandro Alegre.

“No es infalsificable porque cualquier proceso del hombre es replicable (...) Pero sí puedo decir que entre los 30 o 50 países del mundo que utilizan el hilo como uno de los elementos de seguridad, en ningún caso ha sido falsificado”, aseveró.

Entrevistado por El Economista, dice que antes de México, Suecia utilizó por primera vez este hilo 3D de seguridad, que en el caso de los billetes mexicanos, está incorporado en los que tienen una denominación de 100 hasta 1,000 pesos. El llamado hilo 3D se encuentra en el extremo izquierdo de los billetes de 100, 200, 500 y 1,000 pesos y son los que, al girar la pieza, en sus partes salientes permiten observar la figura de un caracol prehispánico.

Cada país, a través de sus bancos centrales o fábricas de billetes, decide los elementos de seguridad que incorporan en sus billetes, indica.

El funcionario del Banxico, que es también el cajero principal responsable, entre otros avatares, de firmar los billetes del país, conforme lo marca la ley, cuenta que la experiencia mexicana para incorporar el hilo de seguridad en los billetes de mayor valor fue tomada en cuenta por la Tesorería de Estados Unidos, cuando la responsable era Rosa Gumataotao Ríos. Especialistas de la Oficina de Grabado e Impresión de EU (BEP) vinieron a México, a la fábrica de billetes, para conocer el proceso de incorporación del hilo 3D en las piezas mexicanas, dice.

Seguridad en 3D, a la mexicana

Producto de esa visita y del desarrollo de su propia experiencia, Estados Unidos lanzó recientemente la nueva generación de billetes de dólar norteamericano, con la denominación de 100 dólares, que es el primero de aquel país que incorpora un hilo de seguridad similar al de México.

El hilo 3D del billete de 100 dólares es azulado y, al girarlo, aparecen imágenes de un número 100 y campanas que se mueven de lado a lado. Este elemento de seguridad en tercera dimensión, similar al mexicano, se ubica en la parte frontal del billete, en el costado izquierdo de la cabeza del expresidente de EU, Benjamin Franklin.

Ambos elementos de seguridad en 3D, el mexicano y el estadounidense, son iguales en el material y tecnológicamente hablando. Pero es distinto el color, así como el diseño de los elementos que se mueven al interior, detalla.

“Nosotros tuvimos la curva de aprendizaje normal de incorporar un nuevo elemento de seguridad y para el BEP fue muy importante conocer cómo le hicimos nosotros para facilitar el tránsito respecto de la incorporación”.

Billetes mantienen su valor

Sobre los billetes de 500 pesos con el rostro de Frida Kahlo, Diego Rivera y Zaragoza, advierte convivirán con los del nuevo diseño que cuenta con el retrato de Benito Juárez al frente.

Los cuatro diseños conservan su valor nominal y no es necesario hacer canje alguno en los bancos, consignó.

Igual sucede con el billete de 20 pesos, que a pesar de estar programado para ser retirado, al cumplir su vida útil, que es aproximada a 42 meses, seguirá en circulación, menciona.

Precisa que todos los billetes citados (500 y 20 pesos), circularán y convivirán por mucho tiempo, hasta que por el propio desgaste evidencie la necesidad de que sean retirados.

Así se hacen los billetes en México

Antes de tomar el billete con el que pagarás tu desayuno. El que ganaste con tu esfuerzo y por el que fuiste al cajero automático, el papel moneda pasó un proceso de fabricación que inició en la calle de Legaria, en la Ciudad de México.

Así ha sido desde el año 1969, cuando la Fábrica de Billetes vio la luz. Antes de ese momento, las piezas del país se producían en el American Bank Note Company.

La creciente demanda de billetes en México motivó la construcción de una nueva fábrica en Jalisco, que podría ser inaugurada antes de que termine este mismo año.

Su operación facilitará una mejor administración de riesgos, garantizando continuidad de las operaciones y más importante, el abasto de los billetes que demanda la población, explicó Alejandro Alegre, director de Emisión del Banco de México y cajero principal.

El cajero principal, cuya firma está plasmada en todos los billetes que traes en la cartera, como lo fija la Ley del Banco de México, nos platica en una visita a la Fábrica de Billetes, que la misma ley establece que cada pieza debe llevar también la firma de cada uno de los miembros de la Junta de Gobierno.

Cada 50 millones de billetes, un miembro de la Junta de Gobierno los firma, de modo que ya tenemos en circulación piezas signadas incluso por la subgobernadora Irene Espinosa Centellano, que recién se integró al cuerpo colegiado.

“La subgobernadora Espinosa es la primera mujer en el cargo que firma los billetes, pero no es la primera mujer que los ha signado”.

Revisar en una App

El director de emisión, Alejandro Alegre, explica que ya hay 11 monedas cuyo valor nominal es de 20 pesos, que se encuentran ya circulando en el país, y sugiere, para identificarlas, aprovechar las ventajas de los dispositivos electrónicos para bajar la aplicación gratuita Billetes y Monedas del Banco de México, donde se puede ver cada una y compararlas con las que ya están circulando.

Las citadas monedas de 20 pesos son conmemorativas de distintos eventos de trascendencia nacional, como la del centenario del nacimiento de José María Morelos y su manejo entre el público usuario es común y válido para realizar pagos por su valor facial de 20 pesos, sostiene.

A un mes del lanzamiento de la nueva familia de billetes, que inició con la denominación de 500 pesos, explica que hicieron pruebas en todo el país en grupos focales para estudios de mercado, para verificar si había riesgo de que se confundiera el nuevo diseño con el de 20 pesos, que también tiene a Benito Juárez en el frente.

“Las personas en grupos focales para estudios de mercado contaban con carteras de todo tipo y tamaños. Les mostramos los nuevos billetes, se les permitió que los identificaran y encontramos que sólo una de cada 10 personas se confundió cuando le solicitamos que lo sacara de la cartera”.

Para evitar confusiones, y lo que es aún más importante, garantizar que los billetes que llegan a las manos del usuario no son piezas falsas, sugiere familiarizarse con ellos; es decir, tocarlos, revisarlos y girarlos.

*Con información de El Economista