Complejidad del cumplimiento corporativo

La diversidad de legislaciones ha hecho complicado en ocasiones el adoptar un modelo adecuado
Lic. Fernando Garrido
Managing director de TMF Group

México es un territorio atractivo para los inversionistas; sin embargo, es un tema complejo hacer negocios, pues se requiere tiempo y conocimiento de las disposiciones legales.

En ciertas ocasiones, hacia el exterior, México es visto como un país con problemas de violencia y corrupción, pero gracias a las nuevas figuras jurídicas esta visión ha logrado transformarse, y poco a poco hacerlo atractivo; por una parte, para los inversionistas que deciden traer recursos y por otro fomentar la competitividad a nivel interno.

Lo anterior adquiere importancia porque los equipos legales, en especial, aquellos de empresas de carácter transnacional, deben estar preparados para operar en las distintas jurisdicciones, y México, no permanece ajeno a ello.

En relación con el estudio The Compliance Complexity Index 2018, elaborado por TMF Group, el ingeniero Fernando Garrido, Managing Director de TMF Group México nos comenta por medio de una serie de cuestionamientos los principales retos que tiene el gobierno corporativo a nivel global.

¿México es complejo en cumplimiento corporativo o compliance?

Sí, aunque del estudio referido, somos menos complejos en cumplimiento y en gobierno corporativo, pero la respuesta sería sí.

México aún tiene muchas cosas por mejorar, el tema es que en el fenómeno del cumplimiento en los últimos años hay muchos países que en lugar de hacer menos complejo el cumplimiento corporativo lo han vuelto más por diferentes razones; sobre todo en los países más desarrollados por temas tales como prevenir el lavado de dinero, brindar mayor transparencia, evitar la comisión de crímenes, etc.

Varios países, por elevar los lineamientos que han dictado distintos organismos internacionales, se ha tornado más complejo el cumplimiento, o simple y sencillamente se han dado esos resultados por los problemas que se han presentado.

México sí ha dado pasos positivos por mejorar en ello, pero no es sencillo debido a la complejidad mundial. Desde hace muchos años, a causa de temas como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), han habido nuevos temas de cumplimiento por control y eso ha hecho más complicado el proceso de inscripción en otras jurisdicciones para las empresas, al igual que la inversión extranjera.

Se ha avanzado de una manera muy genérica; antes los trámites no solo eran muy largos, sino que todos tenían que ser presenciales, y en muchos casos discrecionales.

Hay que reconocer que ya no es tema presencial, sino vía electrónica; y la parte discrecional ya se ha disminuido y se ha convertido en  un proceso más limpio y transparente.

¿Esta nueva vertiente conocida como ™cumplimiento corporativo∫ resultará benéfica para las empresas?

Sí, aunque si bien en algunos pasos se piden más cosas, formatos, o documentación electrónica o física. Si se tiene bien controlado el proceso, los resultados serán más positivos, porque se maneja todo de mejor manera. Actualmente, ha conllevado una mejoría en muchos procesos.

¿Qué le diría a aquellos que ven esta cuestión en el sentido de una carga mayor o que no aprecian los beneficios?

Este nuevo proceso es a raíz de que en el mundo, entes como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), buscaban que los negocios a nivel global se llevaran de una forma más transparente y por ende pedían mayores requisitos y controles para que fueran de la mejor manera.

El hecho de que México se haya montado a ello, se puede ver desde una perspectiva en el que ciertos trámites solicitan más requisitos, pero ello es para asegurar a la empresa o los solicitantes, que se debe cumplir de alguna manera y esta debe ser al 100 %; lo cual es una parte importante porque al mediano y largo plazo se ven resultados positivos.

Dar de alta una empresa en Estados Unidos de América (EUA) se puede hacer en un día y aquí en México, eso puede tardar hasta semanas. Uno de los temas que se debiera reestructurar es el bancario porque ha sido complicado. Otros procesos siguen siendo burocráticos,  por ejemplo, el tramitar el RFC.

Esta parte sigue siendo un área de oportunidad para México, la verdad es que el proceso es un poco más limpio, menos discrecional que antes, aunque todavía debe mejorarse mucho.

¿Acatando los temas del cumplimiento corporativo se puede erradicar la corrupción en nuestro país?

Definitivamente, para la mayoría de las empresas extranjeras que vienen a invertir en México, uno de sus principales cuestionamientos es, en el giro en el que ellos operan, qué tanto pueden hacerlo de manera limpia.

Incluir temas de gobierno corporativo ha venido a ayudar a darles más confianza, ya que se está dejando una sensibilidad mucho más positiva para que vean que se está cumpliendo con todos los requisitos y obteniendo beneficios. Sin embargo, existen algunos estados que no están preparados o en un nivel óptimo por ello debe seguirse trabajando.

¿Es el compliance un aliciente para atraer a la inversión extranjera?

Sí, aunque reitero, México todavía no está en un punto óptimo, pero ayuda a que se transmita un sentido de formalidad en los procesos, y a que la empresa se sienta mejor. A las personas morales aún les cuestan mucho trabajo los temas fiscales, como antes sucedía con todos los legales, pero por otro lado, hay una serie de pasos que les están dando más tranquilidad como la protección de datos, confidencialidad y eso ha fomentado que se atraiga más capital.

¿Qué elementos son esenciales para quienes deseen incursionar en estas áreas?

Que se debe buscar el deber ser, conocer cómo se están dando los pasos a seguir de los requisitos que se llevan a cabo y el cumplimiento de cada uno de ellos. Evitar la discrecionalidad, es decir, utilizar los contactos o “conocidos” para agilizar los trámites, porque eso no solamente les puede generar mayores problemas como una mala imagen, son como tal, malas prácticas. Deben acatarse los procesos formales, por ejemplo: el dar de alta las cuentas bancarias conforme a los requisitos, procesos y tiempos estipulados.

¿En qué materia es más complejo el implementar el cumplimiento corporativo?

El fiscal, porque aún tiene muchas áreas de oportunidad. Un ejemplo de ello, es la contabilidad electrónica, que es esencial en México a diferencia de otras partes del mundo, toda vez que se comenzaron a introducir muchos requerimientos, con las diferentes versiones de comprobantes y sistemas específicos a utilizar; eso en lugar de hacerlo más rápido, lo ha hecho más complicado porque inclusive se pide más información que antes, lo electrónico no lo simplificó; no obstante, es un área por mejorar.

En materia laboral, por ejemplo, en los permisos de trabajo en México, siguen existiendo pasos muy burocráticos. Si alguien está solicitando un permiso de trabajo, luego tiene que salir para que en el consulado terminen sus trámites. Son procesos muy dilatados que podrían simplificarse sin perder su rigurosidad. 

¿Cuáles son las mejores prácticas para un correcto gobierno corporativo?

En términos generales podemos referirnos a la transparencia, instauración de programas de ética empresarial y evitar la comisión de hechos ilícitos. A nivel empresarial mantener la seguridad física y electrónica de la información (protección de datos) es esencial en nuestros días. Al igual que prevenir el lavado de dinero y combatir la corrupción.

¿Cuál es el punto medular del compliance o gobierno corporativo?

El estudio al que se hacía referencia, por ejemplo, está hecho para ver eso, tratar de llevar a cabo un compliance con procedimientos largos y muy difíciles no va a cumplir con un buen manejo. Por un lado, sí hay que realizar todas las reglas y requerimientos que dicta la legislación, pero hay que ser ágiles. Cuando se llegue a un punto donde la información disponible en el mercado sea real al 100 % y sobre todo en el mercado internacional.

Por eso las prácticas internacionales se han hecho menos burocráticas, son mucho más sencillas y menos tediosas y largas; el compliance a nivel mundial va muy bien, pero se sigue con la práctica del miedo en ciertos países y en determinadas materias.

Existe por desgracia mucha resistencia todavía de algunas autoridades, empresas y particulares. 

Conclusión

La complejidad es un factor crucial que los inversionistas y los equipos legales deben tomar en cuenta, lo recomendable es considerar lo siguiente:

  • su entendimiento: el compliance global es uno de los retos más diversos, pues cada país cuenta con diferentes sistemas legales, costumbres, regulación, interpretaciones que se combinan con el lenguaje
  • asegurarse de ser consistentes en el tema: las compañías que operan en una diversidad de jurisdicciones deben buscar el unificar su gobierno corporativo y estimular a su uso, y
  • construir alianzas para un cumplimiento exitoso: a través de la transparencia en obligaciones, la idea es que las empresas multinacionales se alíen con proveedores de servicios profesionales y alinearse al cumplimiento global