Financiamiento, elección clave para el éxito de una empresa

Dependiendo el giro de la empresa, es el crédito revolvente
.
 .  (Foto: Getty)
México (Notimex) -

Al momento de elegir el tipo de financiamiento de una empresa, los responsables deberán definir el objetivo de los recursos, conocer la estructura de ingresos y gastos del negocio, así como invertir en un asesor especializado, pues este tipo de decisiones marcarán el triunfo o eventual fracaso de la organización.

César Gargari, socio fundador de Credit Brokers, refirió en un comunicado que, dentro de toda la gama de tipos de financiamiento, el crédito simple y el revolvente son los más solicitados por las organizaciones del país.

Asimismo, declaró que el más recurrente y útil, dependiendo el giro de la empresa, es el crédito revolvente, el cual funciona de manera similar como una tarjeta de crédito.

“En este caso, la empresa toma los recursos y paga a los proveedores, se hace de un inventario el cual coloca con sus clientes; estos posteriormente pagarán en un plazo determinado; al recibir el pago se recupera la inversión con una utilidad, se realiza el pago del crédito y se tienen disponibles nuevamente los recursos para poder comprar nuevos productos solicitados por los clientes", explicó.

LEE: CIBERDELINCUENCIA COSTARÁ 5.2 BILLONES DE DÓLARES A EMPRESAS

En cuanto al crédito simple, aseguró que es el segundo más solicitado, en especial el de 36 meses. “Este tipo de crédito se utiliza para financiar proyectos que dejarán una utilidad mensual o en el largo plazo, como por ejemplo una maquinaria que ayude a ser eficaz un negocio. Nunca se deben de financiar activos de largo plazo con créditos de corto plazo y viceversa” detalló.

De igual forma, el director de la firma especializada en análisis y gestión de financiamiento precisó que siempre existe un banco para cada empresa, así como una opción de financiamiento para cada proyecto.

Ejemplo de ello es el crédito puente para la construcción, que está dirigido específicamente para el desarrollo de viviendas o comercial de cualquier tipo, o el de arrendamiento puro, el cual ayuda a rentar un bien necesario al momento de cumplir el plan de negocio con la opción de compra al término del plan de rentas.

También están las cartas de crédito, donde el banco le asegura al proveedor el pago acordado sin que la empresa desembolse su dinero, y el de factoraje, traducido como un crédito ideal con el fin de optimizar el flujo de efectivo.