Fintech denuncian discriminación

No se permita cobrar a los participantes por la operación del CoDi

Foto: Gettyimages
 Foto: Gettyimages  (Foto: Redacción)

El sector fintech ha manifestado su desacuerdo en que, pese a la importancia que tienen en llevar servicios financieros a población antes excluida, no se les está considerando para participar, al menos en una primera etapa, en la plataforma de pagos electrónicos vía celular CoDi, que será lanzada en los siguientes meses por el gobierno federal y bancos.

Dentro de las fintech, destacan las relacionadas con los pagos o agregadores (terminales puntos de venta no bancarias) tales como Clic o Billpocket.

El director y fundador de esta última, Alejandro Guízar Pardo, reconoce que el CoDi es una gran oportunidad, pero destaca que estas fintech, que han logrado penetrar como agregadores en muchos comercios en los últimos años, no estén siendo consideradas.

“Entonces ahí hay un serio problema en el esquema que están proponiendo la Secretaría de Hacienda y el Banco de México (Banxico), porque nos están discriminando de ese operativo”, señala.

En entrevista, resalta que ello, pese a que hoy son jugadores importantes del cambio de hábitos de los usuarios de servicios financieros, y a que los agregadores hoy día han afiliado a uno de cada tres comercios a este forma de pago. “Nos hemos vuelto muy relevantes como industria para el tema de pagos en México; habilitamos más comercios que los bancos”, dice.

Agrega: “yo no tengo duda de que en el mediano plazo, a los mejor en tres o cinco años, seamos inclusive como agregadores, más relevantes por número de comercios y por la población que habilitamos, al recibir pagos electrónicos, que la misma banca”.

En este sentido, subraya que se está descalificando en automático a los mejores jugadores de este ecosistema.

“Si nos permitieran llevar esta innovación que hemos traído al sistema de pagos a México, al CoDi, estoy seguro que eso sí se puede convertir en un gran factor que facilite la inclusión financiera del país. Los bancos no tienen la capacidad para hacer que esto detone de manera importante”, asegura.

También piden incentivos

Alejandro Guízar, director de Billpocket, considera también como un error que, en una primera instancia, no se permita cobrar a los participantes por la operación del CoDi, ya que, dice, con ello no se generan incentivos para impulsar la plataforma.

“Prohibir cobrar por un servicio, automáticamente, destruye los incentivos económicos que pudiera tener el participante para invertir en tecnología, en experiencia de uso, en infraestructura”, expresa.

Detalla que de quedar así la iniciativa, terminaría pasando lo que ocurrió con las cuentas nivel uno y nivel dos de los bancos, que aunque es obligatorio tenerlas, no se promueven entre los usuarios.

“Como banco me obligas, lo desarrollo, lo meto en mi aplicación móvil y al final de cuentas te lo escondo. Para el cumplimiento ahí está, pero no voy a meter en mi vida publicidad, infraestructura, desarrollo para mejorar la experiencia de uso, publicidad en medios de comunicación, porque me cuesta (...) no puedes hacer que un mercado funcione por default sin ponerle incentivos al mercado”, puntualiza.

Es perfectible

En este sentido, considera que el modelo de CoDi es perfectible, y es importante que se deje colaborar a las empresas que realmente están cambiando los hábitos de la población en el tema financiero.

“Y el segundo (tema) es que haya incentivos económicos para el prestador del servicio para que realmente haya inversión en tecnología y en comunicación, por lo menos”.

El sector fintech, como gremio, y la asociación de agregadores, la semana pasada, publicaron sus comentarios respecto a la propuesta del CoDi del Banxico, y se pronunciaron en el mismo sentido de reclamo al ser excluidos en esta primera etapa del proyecto.

Con información de El Economista