Fintech y el futuro en México

En pocos meses las empresas tecnológicas han cobrado una gran importancia en el panorama empresarial, por ello la legislación ha ido acompañando de la mano el panorama
.
 .  (Foto: iStock)

La Ley Fintech fue presentada el 10 de octubre de 2017 y desde entonces se ha dado pie a la legislación pertinente para el desarrollo de estas tecnologías.

Por ello se realizó el foro “¿Qué tanto es tantito? El caso Fintech en México”, organizado por Philip Morris y la ANADE donde se discutió el panorama que hasta el momento se ha implementado en nuestro país.

Participaron Federico Santos, director ejecutivo de asesoría jurídica y gobierno corporativo de Banco Sabadell; Liliana Marcos Iza, directora general de disposiciones normativas de la CNBV; Joel Gómez Treviño, coordinador del comité de derecho de las TIC y protección de datos personales de la ANADE y fue moderado por Julio Durán Gómez, corredor público #13 de la Ciudad de México.

Gómez Treviño recordó que actualmente hay en México 334 startups en materia fintech. A principios de este mes se reveló que las grandes empresas tecnológicas como Facebook están pensando en lanzar sus propias criptomonedas, lo que alentaría el comercio electrónico.

Regulación disruptiva

La prestación del servicio financiero a través de la tecnología es el fin de las empresas fintech, por ello hay ciertos puntos que actualmente la Comisión Nacional Bancaria y de Valores está tomando en cuenta:

  • Los activos virtuales
  • Las Apps
  • Y los llamados Sanbox (Modelos novedosos de sociedades autorizadas y modelo novedosos de entidades financieras).

"Un banco necesita un capital mínimo de 90 millones de Udis y una fintech tan sólo 500,000 o 700 mil Udis", refirió Marcos Iza, lo que provoca que las reglas sean muy específicas para determinar que el dinero es lícito.

La prevención del lavado de dinero fue una de los tópicos medulares de las leyes secundarias de la Ley Fintech que se lanzaron el 9 de marzo del año pasado.

De acuerdo con el banco Scotiabank, se espera que para el 2021 a nivel global, las operaciones de sus servicios serán del 50% de sus usuarios a través del celular y la red, por lo que la regulación es necesaria y con reglas claras.