¿Netflix fuera de los Óscar?

Se ha desatado un nuevo caso de competencia desleal por las plataformas de streaming
.
 .  (Foto: iStock)

Después del éxito de “Roma” en la más reciente entrega de los Óscar, donde consiguió la estatuilla como mejor cinta extranjera, personajes como Steven Spielberg expresaron sus molestias argumentando que películas de ese tipo pertenecen a la televisión y no deberían ser consideradas para obtener un premio como el Óscar.

El laureado director aseveró que propondría un cambio en las políticas de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas para cerciorarse de que no existan más casos como el de “Roma”.

Dicha declaración generó que la División Antimonopolio del Departamento de Justicia de los Estados Unidos advirtiera a la Academia por medio de una carta en la que expresa su preocupación por la introducción de nuevas reglas que podrían suprimir la competencia. Los directivos de la Academia se reunirán el 23 de abril para la revisión anual de las reglas de los premios.

Netflix respondió a las declaraciones de Spielberg desde su cuenta de Twitter alegando que no todos tienen cines cerca o dinero para pagar una entrada, pero eso no significa que no puedan disfrutar del cine.

El argumento del reconocido director es que las películas seleccionadas para los Óscar deben mostrarse en el cine primero y por más tiempo, y no considera que una cinta que ha estado solamente en un par de cines durante menos de una semana deba ser nominada; para él pertenecen a los Emmy y no a los Óscar.

Hay quienes aseveran que Spielberg está en contra del streaming; sin embargo, ello no es acertado, ya que fue una de las figuras torales en la presentación de Apple TV+, el nuevo servicio de televisión en línea de Apple que tendrá una producción original del director.

Lo anterior, se trata tal vez más de una cuestión elitista de ver el cine que algo de competencia desleal, aunque la División Antimonopolio del Departamento de Justicia y podría iniciar algún tipo de procedimiento de actualizarse un cambio en el sentido de que se afecte la competencia.