Reino Unido solicitará “pases pornográficos”

Los sitios web con contenido pornográfico deberán verificar la edad de los británicos
.
 .  (Foto: iStock)

A partir del 15 de julio de 2019 los sitios web pornográficos tendrán que verificar la edad de los visitantes provenientes del Reino Unido si no quieren que las autoridades de ese país bloqueen sus páginas.

LEE: REINO UNIDO LIMITARÍA PORNOGRAFÍA ONLINE

El objetivo de dicha imposición es evitar que menores de 18 años accedan a esa clase de portales. Las plataformas serán quienes decidan el método para verificar que los usuarios británicos son mayores de edad. Si efectúan controles adecuados, el Consejo Británico de Clasificación de Películas (BBFC, por sus siglas en inglés) les otorgará una distinción por su compromiso.

Si las páginas web se niegan a implementar los controles se exponen a que el BBFC ordené a los proveedores de Internet británicos bloquear el acceso a esos sitios. En un inicio se contemplaron multas de hasta 250 mil libras esterlinas, pero el gobierno británico considera que la amenaza de bloqueo será más que suficiente para el cumplimiento de las normas.

Las soluciones que podrían llegar a estos portales, sin contar las casillas de verificación que no son efectivas, son los sistemas llamados “pases pornográficos”, citados por las autoridades o el sistema AgeID.

Los pases pornográficos serán tarjetas de verificación de edad vendidos en comercios o puestos de revistas; dichas identificaciones contendrán una especie de código de 16 dígitos que les permitirá acceder a las páginas que adopten ese sistema. Para adquirirlas se deberá acreditar la mayoría de edad mediante la presentación de la documentación correspondiente.

Por otra parte, el AgeID es un sistema impulsado por Mindgeek, uno de los mayores actores de la industria de adultos que verificará la mayoría de edad de los británicos mediante un escaneo de los pasaportes o licencias de conducir, que serán comprobados por un tercer. Según la empresa, la información estará encriptada.

Plataformas como Twitter están excluidas de esta normativa porque no es su temática principal, pues solamente son consideradas como tal aquellos sitios o aplicaciones, cuyo contenido tenga más de un tercio de carácter pornográfico.