CoDi, ¿implica nuevas amenazas?

La seguridad cibernética puede parecer innecesaria, muy cara o laboriosa para las pequeñas empresas, pero con el arribo de CoDi se volverá fundamental
.
 .  (Foto: iStock)

Cualquier innovación, sobre todo en relación a la seguridad cibernética, introduce nuevas e inesperadas vulnerabilidades. Aunque la tecnología accesible tiene muchos beneficios, este aumento de la interconexión crea nuevas vulnerabilidades que pueden convertirse en objetivos para los delincuentes cibernéticos, advirtió Darktrace.

Tal es el caso de CoDi, el nuevo sistema de pagos implementado por el Banco de México, que según la firma a pesar de que las pequeñas y medianas empresas pueden no ser consideradas como un blanco, la mayoría de las organizaciones tienen algo que un agresor pueda querer, ya sean datos, servidores para minar criptomonedas, u obtener acceso a una compañía más grande vía la cadena de suministros interconectada.

Aunque la seguridad cibernética puede parecer innecesaria, muy cara o laboriosa para estas pequeñas empresas. Sin embargo, hay soluciones de seguridad como la IA cibernética que se son utilizadas con éxito por pequeñas empresas en todo el mundo con grandes resultados, incluso negocios como pequeñas panaderías, un banco de dos personas, y organizaciones sin fines de lucro locales, aseguró.

LEE: CODI, ¿OBSTÁCULO O SOLUCIÓN?

Por lo que consideró que como parte de la campaña de difusión de este sistema gobierno mexicano debería proponer soluciones, escalables, fáciles de usar, y con las que los participantes puedan defenderse contra ataques que surgen con compromiso mínimo de un pequeño equipo de seguridad, mientras enseñan a las empresas de los beneficios de CoDi.

“Los bancos y el gobierno mexicano deben tomar en cuenta y considerar la tecnología de Inteligencia Artificial (IA) que, al hacer uso de su aprendizaje automático no supervisado, puede aprender los patrones de comportamiento para número infinito de aparatos y usuarios y detectar anomalías amenazantes en tiempo real”, destacó en un comunicado.

Por otra parte, refirió que mientras el gobierno trabaja de la mano de bancos mexicanos para detectar amenazas en una etapa temprana, y para evitar que los ataques lleguen a más entidades, todos tenemos el deber y responsabilidad de crear una comprensión más amplia del conocimiento digital y de los riesgos de seguridad cibernética

“Los ciudadanos también pueden y deben involucrarse para divulgar este elemento transformativo en el país, y sobre todo contribuir a la habilitación del 78% restante de usuarios a acercarse a la nueva era del sistema bancario mexicano de forma segura”, concluyó.