CEESP advierte incertidumbre en inversiones por inseguridad

El organismo cree que la aprobación de la Ley Contra Delitos Fiscales sin modificación alguna derivaría en incertidumbre
El Paquete Económico buscará un mayor crecimiento, aumentar el 1% del PIB en inversión y alcanzar el éxito de 25 programas prioritarios.
 El Paquete Económico buscará un mayor crecimiento, aumentar el 1% del PIB en inversión y alcanzar el éxito de 25 programas prioritarios.  (Foto: iStock)

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) aseguró que las inversiones representan uno de los principales motores del crecimiento, reflejan las expectativas y la confianza del sector privado en la evolución de la economía y la política pública.

El análisis señala que la inseguridad, la impunidad y la corrupción, entre otros males, inciden gravemente en la vida, la libertad y la salud de los individuos, pero también afectan el patrimonio de personas y empresas, especialmente de las micro y pequeñas, y se han convertido en factores que inhiben la inversión, el crecimiento y el bienestar.

Según el estudio, la aprobación de la Ley Contra Delitos Fiscales sin modificación alguna derivaría en incertidumbre.

Refirió que el sector empresarial no está en contra de que se persiga la evasión fiscal y la falsificación de facturas, hecho que “se justifica plenamente”, pero consideró desproporcionado equiparar la presunción de esos delitos a la delincuencia organizada y otros que representan una amenaza inminente a la sociedad y al Estado.

Además, el Centros de Estudios considera que también a los inversionistas les causa expectativa el proceso de análisis de la Ley de Ingresos, que debe aprobase el 30 de octubre, y donde se analizan diversos ajustes, esto aun cuando se perciben señales positivas, toda vez que el Congreso ha tomado en consideración parte de las sugerencias del sector privado en materia fiscal. Sin embargo, también persiste preocupación ante la posibilidad de alguna decisión inesperada.

Un factor a favor es el reciente acuerdo entre el gobierno y la iniciativa privada para impulsar el plan de infraestructura que dinamice el crecimiento; sin embargo, insiste que la economía mexicana seguirá enfrentando problemas de confianza en tanto no se logren políticas efectivas que propicien un ambiente de negocios que se consolide como un atractivo para la inversión.