Qué y para qué sirve el gobierno corporativo

Ante el embate de las autoridades y de la búsqueda de la transparencia, esta figura constituye una alternativa importante
.
 .  (Foto: iStock)


Existen actos, cada vez más frecuentes, que desvirtúan los objetivos básicos de las empresas y la necesidad de estas de contar con una información más clara, oportuna y de calidad, en especial la de carácter financiero, ya sea por requerimientos de autoridades o de transparencia por lo que hace a los socios.

LEE: ¿POR QUÉ DARLE IMPORTANCIA AL GOBIERNO CORPORATIVO?

De lo anterior surge la necesidad de tener mayores controles (lo que se le conoce como gobierno corporativo), ya que la falta de estos origina actos indebidos que van desde utilizar una contabilidad falsa o alterada hasta la malversación de fondos. Estas prácticas no solo afectan a los socios, sino a terceros incluyendo al fisco u otras autoridades administrativas.

Si bien es cierto, la legislación mercantil impone a las sociedades mercantiles tener un administrador o consejo de administración, además de la figura del comisario; también lo es que la deficiente profesionalización de esos órganos administrativos y lo poco influyentes que son en la toma de decisiones de la empresa, ha llevado a las empresas ha intentar disminuir los riesgos con un gobierno corporativo.

Con el llamado gobierno corporativo, la empresa establece un conjunto de controles e incentivos para evitar que sus administradores, actúen de manera inadecuada en perjuicio de los propietarios de las empresas y de los terceros.

Con la instauración de estos controles se intenta:

  • garantizar la transparencia
  • buscar el respeto del régimen legal de la compañía
  • repartir de manera clara las responsabilidades entre los distintos órganos de la sociedad
  • respetar los derechos de los accionistas y su tratamiento equitativo, y
  • divulgar datos correctos de la sociedad cuando así se requiera

En México, el Consejo Coordinador Empresarial publicó el Código de Mejores Prácticas Corporativas, como una guía que deberán observar las empresas en la configuración y desarrollo de órganos de administración.

Un gobierno corporativo implica tener conocimientos interdisciplinarios (derecho, administración, contabilidad, economía etc.)  para lograr el objetivo, ya que con ello se evitará multas, sanciones y delitos, además de que los socios logren su máximo en las ganancias.

De ahí que los beneficios que se obtienen a través del gobierno corporativo son:

  • incrementar el valor de la empresa
  • asegurar su sustentabilidad
  • obtener de manera más sencilla financiamiento
  • tener mayor desempeño, y
  • evitar sanciones

El buen gobierno corporativo es ideal para las sociedades mercantiles, ya que mediante él se logra la comunión entre el negocio y la seguridad jurídica.