Habrá 191 millones de personas en pobreza en América Latina

El indicador muestra que la tasa de pobreza aumentaría a 30.8% de la población de América Latina en 2019
(Foto: iStock)
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

Al cierre de 2019 habrá 191 millones de personas en pobreza en América Latina, de las cuales 72 millones de personas estarían en una condición de pobreza extrema, un aumento de seis millones en comparación con 2018, advirtió la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Al presentar el informe Panorama Social de América Latina 2019, indicó que ese número es superior en seis millones respecto al año anterior, cuando el número alcanzó los 66 millones.

En esa evolución destaca "el hecho de que prácticamente todas las personas que se suman este año a la estadística de la pobreza se integran directamente a la pobreza extrema".

El indicador muestra que la tasa de pobreza aumentaría a 30.8% de la población de América Latina en 2019, lo que equivale a un incremento de 0.7% respecto al 30.1% registrado en 2018.

Esto conduce a un aumento de 11.5% de la tasa de pobreza extrema en el año en curso, lo que significaría un alza de 0.8% en comparación con 10.7% del año anterior.

"Hoy constatamos nuevamente la urgencia de avanzar en la construcción de Estados de Bienestar, basados en derechos y en la igualdad, que otorguen a sus ciudadanos acceso a sistemas integrales y universales de protección social y a bienes públicos esenciales, como salud y educación de calidad, vivienda y transporte", manifestó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva del organismo regional.

Señaló que es necesario sumar esfuerzos para "construir pactos sociales para la igualdad” en la región, pues la disminución de la desigualdad de ingresos es clave para retomar la senda de reducción de la pobreza y cumplir las metas establecidas en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 1 de la Agenda 2030.

“Es necesario crecer para  igualar e igualar para crecer. La superación de la pobreza en la región no exige solamente crecimiento económico; este debe estar acompañado por políticas redistributivas y políticas fiscales activas”, insistió