Datos personales, ¿cuánto valor tienen para las marcas?

Las empresas ven el comportamiento de sus clientes, sus gustos e intereses al crear una cuenta de correo electrónico o perfil en redes sociales

.
 .  (Foto: Cortesía)

Aunque los datos personales son una fuente de información sumamente valiosa para las empresas, ya que estos les permiten ofrecer promociones, servicios o productos mejor focalizados para los consumidores, el manejo de esta información privada sigue dando de qué hablar.

La edad, el género, el domicilio, el número de teléfono o incluso el correo electrónico, por mencionar solo algunos, son referencias que ayudan a identificar a una persona y a eso es a lo que se le conoce como datos personales, la información que suele utilizarse por las organizaciones para ofrecer comunicaciones y promociones personalizadas.

En el contexto del Día de Protección de Datos Personales, que se conmemora cada 28 de enero para concientizar sobre la importancia de conocer y controlar la información privada, Martín Malievac, director de Investigación y Desarrollo de Napse, reconoció que con la expansión de internet y el comercio electrónico, las compañías acceden de manera sencilla a la información que brindan sus usuarios, sin embargo, el uso que se les da a los mismo no siempre es el adecuado.

Las empresas ven el comportamiento online de sus clientes, sus gustos e intereses al crear una cuenta de correo electrónico, un perfil en una red social, cuando hacen una compra, al participar en un sorteo o al completar una encuesta.

A partir de esos datos, las marcas pueden conocer a sus usuarios y mostrarles productos y beneficios de acuerdo a sus intereses mediante la Inteligencia Artificial, no obstante, hay casos donde la información es utilizada para realizar una estafa o cometer un fraude.

Es por ello que Malievac puntualizó en la importancia de cuidar la privacidad de los datos personales y seguir las siguientes recomendaciones:

  1. prestar atención sobre en dónde y con quién se comparte la información
  2. contar con contraseñas difíciles de adivinar
  3. evitar redes WiFi públicas
  4. no almacenar información personal en dispositivos como equipos compartidos
  5. no registrar datos en páginas sospechosas

En ese sentido, Martín Malievac enfatizó en que “nuestra información es valiosa”, por ello sugirió no regalarla a terceros sin saber para qué la utilizarán o si estará protegida, tomando en cuenta la información de la empresa a la que se les están brindando, saber para qué la necesitan, quién más tendrá acceso a ella y por cuánto tiempo.

Vale la pena recordar que en México ya hay una Ley de Protección de Datos Personales que protege la información personal de todo individuo, así como el acceso, rectificación y cancelación de sus datos ante una compañía, por lo que es posible conocer quién dispone de ellos y para qué los utilizará.