¿Crédito, préstamo o empeño?

En los empeños los intereses suelen llegar a ser altos y siempre prestan menos de lo que vale la prenda
(Foto: Getty Images)
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)
México, (Notimex) -

Ante las dificultades económicas que se pueden tener en la llamada cuesta de enero solemos recurrir a algún tipo de financiamiento como los préstamos informales, créditos o empeños de prendas de valor.

Para reconocer cuál de estas opciones conviene más a las finanzas de cada persona, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ofreció una lista de ventajas y desventajas de cada uno de los citados servicios.

LEE: EVITAR SALIDA FÁCIL PARA ENFRENTAR "CUESTA DE ENERO"

Préstamo informal es aquel que se puede solicitar a un prestamista, familiar, amigo, vecino o al "primo de un conocido”, mediante un pago de interés semanal o mensual; entre sus ventajas se encuentran que el dinero se obtiene de manera casi inmediata y puede que las condiciones de pago sean flexibles.

No obstante, si no se cumple el acuerdo se puede fracturar la relación, el cobro puede ser a través de amenazas, no genera historial crediticio, las tasas de interés suelen ser altas y no existe ninguna institución que intervenga ante una irregularidad o abuso.

Los créditos con entidades financieras se solicitan a instituciones debidamente autorizadas, aunque el dinero no se entrega inmediata; entre sus beneficios están la privacidad en el manejo de la información personal y financiera, hay créditos que se ajustan a cada necesidad, estas instituciones operan bajo reglamentos financieros y son supervisadas para evitar cometer cualquier abuso, además de que su uso construye un historial crediticio.

Sin embargo, al incumplir las obligaciones, se pueden generar intereses moratorios y una mala nota en el historial crediticio.

En caso de empeñar algún bien, el organismo recomienda informarse previamente si este tipo de operación conviene al bolsillo y las necesidades personales.

El empeño otorga un préstamo inmediato y una vez liquidado se regresa el bien, además se recibe casi todo tipo de artículos que puedan comercializarse y los requisitos que se piden son mínimos y accesibles.

Empero, los intereses suelen llegar a ser altos y siempre prestan menos de lo que vale la prenda, y en caso de incumplir con los pagos, se corre el riesgo de perder el bien.