La importancia de un historial crediticio sano

Un mal historial crediticio es cuando el estado financiero refleja adeudos de algún crédito en el que no se esté al día
(Foto: iStock)
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

Para las instituciones bancarias que se tenga  un buen manejo de tus finanzas es el más fiel antecedente para decidir que tan buen candidato se es para adquirir un crédito.

La información crediticia de todas las personas y empresas permanece en la bases de datos del Buró de Crédito por seis años.

Si tienes un historial crediticio sano, aumenta tu probabilidad de obtener nuevos financiamientos y/o aumentar tu línea de crédito actual.

Un mal historial crediticio es cuando el estado financiero refleja adeudos de algún crédito en el que no se esté al día.

Tener un historial negativo generará una mancha en la carta de presentación ante cualquier institución financiera por lo que tenerlo al día amplía las posibilidades para que un banco pueda otorgar de una manera más rápida.

Si lo que se busca es contratar un crédito, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomienda lo siguiente:

  • antes de decidir, comparar cuál crédito es el que más conviene. Verificar para ello el pago total, el costo anual total (CAT), la tasa de interés, las comisiones y el costo de los seguros
  • elegir un crédito a tasa fija, a fin de tener la certeza del importe de los pagos durante toda la vida del crédito
  • contratar directamente en sucursal, ya que se podrá aclarar todas las dudas con los ejecutivos
  • revisar el presupuesto (ingresos, gastos y ahorro), esto permitirá identificar la capacidad de pago
.
 .  (Foto: IDC)